Qué ver en Córdoba en 2 días

Hay muchos lugares que ver en Córdoba en dos días además de la Mezquita y del Alcázar.

Es un destino que guarda un encanto especial, perfecto para disfrutar tranquilamente y estar atento a sus miles de detalles.

No por nada Córdoba es de los lugares más visitados en Andalucía, con un centro histórico hermoso que es Patrimonio de la Humanidad y con una arquitectura que es testigo del paso de cristianos y moros por la zona.

Además, permite adentrarse en la cultura andaluza, que se vive de forma especial en esta localidad a través de los llamados “patios”.

En Córdoba podrás combinar agradables paseos por sus estrechas callejuelas con la gastronomía local, en el que hay que pedirse una buena caña refrescante que vendrá seguramente acompañada de las famosas tapas andaluzas.

Vamos juntos a descubrir todo lo que hay que ver en Córdoba en 2 días, ¿te vienes?


 Descubre todo lo que necesitás saber antes de viajar:

Consejos para viajar a España


Consejos para visitar Córdoba

  • ¡Ojo con el calor en verano! Llevar ropa liviana

    ¡Joé, qué caló!, es una frase muy utilizada en Andalucía e incluso la verás impresa en tazas, camisetas y souvenirs varios.

    Así que ten en cuenta, sobre todo si vas a visitar Córdoba durante el verano, que hace mucho calor y las temperaturas pueden superar con facilidad los 40 grados.

    Será inevitable sentirlo, pero puedes suavizar los golpes de calor llevando ropa clara y ligera, gorro o sombrero, botellas de agua recargables para hidratarte correctamente y, en lo posible, buscar la sombra durante las caminatas.

  • Usar calzado cómodo

    Afortunadamente, a la gran mayoría de los sitios turísticos para ver en Córdoba se puede llegar a pie, caminando tranquilamente por el centro histórico.

    Lo que hay que saber es que muchas de estas calles son empedradas y hay algunas cuestas con escaleras, como la Cuesta del Bailío.

    Por estas dos razones es indispensable llevar un calzado cómodo, tipo deportivo, para no resentir los pies.

  • Visitar Córdoba en el mes de mayo

    Este mes es muy especial en Córdoba ya que alberga fiestas tradicionales como la Feria de Córdoba y el Festival de los Patios Cordobeses.

    La exquisita gastronomía, las flores y la música son las protagonistas de cada una de ellas.

    • La Feria de Córdoba no es de las más famosas de la región -la que más fama tiene es la Feria de Sevilla-, pero trajes de flamenca, calesas tiradas por caballos y música no faltarán. Además, a diferencia de las de Sevilla, el recinto ferial se llena de casetas que suelen estar abiertas a todo el público, haciendo que todos los que la visitan podamos disfrutar desde dentro de este espectáculo único.
    • El Festival de los Patios Cordobeses ha sido recientemente declarado como Patrimonio de la Humanidad Inmaterial por Unesco. Para estas fiestas, las casas tradicionales de la Judería llenan sus patios de coloridas macetas con plantas y flores que cuelgan de las paredes y ventanas. Las familias abren sus puertas a los visitantes para que disfruten de la cultura y el colorido andaluz.
  • Se puede visitar Córdoba con bajo presupuesto

    Si vas a visitar Córdoba y no cuentas con mucho presupuesto, tienes que saber que hay lugares a los que se puede entrar gratis en un determinado horario y bajo ciertas condiciones.

    A lo largo del artículo te cuento sobre varios de ellos, como ser la Mezquita-Catedral y el Palacio de Viana, pero también tienes dos opciones de Free Tour, aunque recuerda que estos son a voluntad (free de libre y no de gratis).

    Te recomiendo reservarlos con anticipación para guardar tu lugar, dado que Córdoba suele ser una ciudad muy concurrida y los tours se llenan fácilmente:

    Estos dos tours coinciden con la forma en la que te recomendaremos dividir todo lo que hay que hacer en Córdoba en dos días.

Mapa del itinerario de qué ver en Córdoba en 2 días

En el mapa verán principalmente iconos de dos colores agrupados por zonas, que coincidirá con la agrupación por días que les he preparado.

Ambos corresponden al «casco histórico de Córdoba»; los azules incluyen los imprescindibles de la ciudad y los rojos complementan (y completan) su rica historia.

Qué ver en Córdoba en 2 días – Día 1

Si bien hay muchos lugares que visitar en Córdoba, la buena noticia es que todo está concentrado dentro del radio céntrico.

A continuación, te detallamos un itinerario recomendado sobre qué ver en Córdoba en dos días.

  • La Mezquita-Catedral, la principal atracción de Córdoba

    Es el monumento más imponente de Córdoba y cuenta con la particularidad de ser una catedral católica construida sobre una mezquita que a su vez está construida sobre una antigua capilla cristiana.

    ¡Y lo mejor de todo eso es que se pueden ver estas 3 cosas en el mismo lugar!

    Pero hay mucho más que ver en la Mezquita-Catedral de Córdoba así que te contaré lo más importante de cada lugar:

    Patio de los Naranjos

    Nada más entrar se encuentra el Patio de los Naranjos que es un gran espacio al aire libre de la época musulmana con fuentes, plantas y canales de riego, y donde hoy en día el protagonismo se lo llevan los árboles de naranjas esparcidos por todo el patio central.

    El acceso al Patio de los Naranjos es gratuita, así que te recomiendo que primero entres en la Mezquita-Catedral y luego te dediques a pasear (y descansar) por esta zona con más tranquilidad.

    La Mezquita

    Una vez dentro de la Mezquita-Catedral, lo primero que sorprende son los grandes arcos en perfecta simetría, con su tonalidad beige y rojiza.

    Es el principal vestigio de lo que fue en su momento una de las mezquitas más grandes del mundo después de la Meca (y antes de la construcción de la Mezquita Azul de Estambul).

    Hoy en día ostenta ser la más grande de Occidente gracias a las distintas ampliaciones realizadas por los califas que han reinado en Andalucía entre los siglos VIII y XIII, aunque no se encuentra en funcionamiento para el culto islámico.

    Catedral de la Asunción de Nuestra Señora

    La reconquista cristiana expulsa a los moros en el siglo XIII y es en ese momento que se decide construir la increíble catedral en el interior de la mezquita.

    A medida que uno se adentra, se comienza a ver la gran cúpula central, la capilla mayor y el coro, con detalles arquitectónicos de gran belleza.

    El contraste de la capilla mayor con el fondo de los arcos de la antigua mezquita es realmente impresionante.

    Los restos de la antigua Iglesia de San Vicente

    Si nadie te lo muestra quizás pase desapercibido dado que los restos de la iglesia de San Vicente se pueden observar a través de un vidrio grueso que se encuentra al ras del suelo.

    Esta iglesia fue destruida por los moros para erigir en su lugar la gran mezquita que hoy podemos visitar.

    La Torre Campanario

    Luego de la visita a la Mezquita-Catedral, no hay que perderse de subir a la Torre Campanario, que originariamente era el alminar de la Mezquita y actualmente es la construcción más alta de Córdoba funcionando como el campanario de la Catedral.

    Desde lo alto se puede disfrutar tanto de las vistas a la Mezquita-Catedral (se puede ver cómo resalta la cúpula) como al centro histórico de la ciudad.

    La entrada para subir a la Torre Campanario tiene un coste adicional al de la entrada a la Mezquita-Catedral.

Consejos para visitar la Mezquita-Catedral

Precios y horarios de visita:

  • Mezquita-Catedral: entrada general 10 euros y abre sus puertas al visitante desde las 10 a las 19 hs.
  • Torre Campanario: entrada general 2 euros (son adicionales al importe a pagar para visitar la Mezquita-Catedral) y el acceso es cada media hora desde las 9:30 hasta las 18:30 hs.
  • Patio de los Naranjos, entrada gratuita.

Consejos para que le saques provecho a tu visita a la Mezquita-Catedral:

  • Haz una visita guiada por la Mezquita-Catedral

Mi primera recomendación (aunque es casi un pedido y súplica) es que hagas una visita guiada en el interior de la Mezquita-Catedral. Esta construcción milenaria habla por sí sola toda su historia, pero si alguien además te lo cuenta, lo aprovecharás mucho mejor.

Si lo quieres llevar planificado desde casa, tengo dos sugerencias para que vayas reservando:

  • Visita gratis la Mezquita-Catedral

Si nos vamos al otro extremo y no cuentas con presupuesto suficiente para pagar la entrada y visita guiada, tienes que saber que puedes visitar la Mezquita-Catedral GRATIS de lunes a sábado de 8:30 a 9:30 hs, siempre que no haya celebración litúrgica.

Lo bueno es que te ahorras el precio de la entrada y, si es verano, evitas el sofocante calor yendo en la mañana.

Lo malo es que es muy poco tiempo de visita para todo lo que hay para admirar por dentro.

  • Visita la Mezquita-Catedral por la noche

Merece la pena visitar la Mezquita-Catedral de noche, con el espectáculo de luz, imagen y sonido denominado “El Alma de Córdoba”, que realmente vale la pena presenciar.

Se realiza sobre las 22 hs, aunque hay días que también abre sus puertas a las 23:30 hs, y las entradas se pueden conseguir en la página oficial de la Catedral de Córdoba.

  • Las callejas de la Judería

    Si estás planificando qué ver en Córdoba en dos días, la Judería es una una de ellas e inevitablemente te encontrarás paseando por sus callejas debido a que es uno de los barrios más antiguos de la ciudad y sus calles rodean la Mezquita-Catedral.

    Fue habitado por los judíos desde el siglo X al XV, período durante el cual esta comunidad fue ganando poder económico.

    Luego de la Reconquista, éstos fueron expulsados por los Cristianos.

    Durante el recorrido por las estrechas callejuelas de la Judería, se puede apreciar el paso de la historia en las edificaciones y una de las típicas costumbres andaluzas, las macetas colgadas en paredes, especialmente sobre la Calleja de las Flores.

    Una de las estrellas del paseo es la Sinagoga de la cual te hablaré a continuación.

  • La Sinagoga

    La Sinagoga fue construida a principios del siglo XIV en un hermoso estilo mudéjar, concordante con el reinado musulmán que se estaba viviendo.

    Es la única sinagoga que hay en Andalucía y, junto con otras dos que hay en Toledo, las únicas 3 que se conservan en España de esa época.

    En su interior guarda preciosos detalles hechos en yeso e inscripciones grabadas que, gracias a recientes restauraciones, aún perduran.

    Para visitar la Sinagoga, hay que pagar 0,30 € la entrada general, aunque es gratuita si tenés alguna nacionalidad de la UE.

    También ten en cuenta que cierra temprano, tipo 15,30, por lo que no te la dejes para el final del día.

  • El Alcázar de los Reyes Cristianos 

    Junto con la Mezquita-Catedral, uno de los imprescindibles que ver en Córdoba en dos días es el Alcázar de los Reyes Cristianos.

    El Alcázar fue una imponente fortificación del siglo XIV y residencia de los reyes católicos Isabel I y Fernando II, conviviendo en su interior los vestigios de diferentes civilizaciones que pasaron por la ciudad, entre los cuales hay exhibiciones de objetos origen romano, visigodo y árabe.

    La imponente muralla que forma el perímetro junto con las torres, permite obtener muy lindas vistas tanto a los jardines del Alcázar como a la ciudad.

    Los jardines del Alcázar merecen una distinción especial, estructurados en tres niveles diferentes, con gran cantidad de fuentes y albercas de origen mudéjar y diferentes plantas y árboles de la zona.

    Además, durante el paseo por los Jardines del Alcázar, hay que estar atentos a las preciosas estatuas de los Reyes Católicos y Cristóbal Colón, dado que fue justamente en el Alcázar donde éste último se dio cita con los reyes para contarle sus planes de surcar los mares rumbo al oeste para llegar a las Indias.

    CONSEJO: Visitar el Alcázar de noche con el espectáculo de luz, agua y sonido llamado “Noches Mágicas en el Alcázar”. Para reservar, hay que hacerlo desde la web de Turismo Córdoba.

    Entrada general: 4.50 euros, aunque de martes a viernes (excepto festivos) es gratis de 8:30 a 9:30 hs.

  • Puente Romano y Torre de Calahorra

    El Puente Romano original fue construido en el siglo I dC y el puente que vemos hoy en día es fruto de diversas remodelaciones para su conservación.

    A pesar de que dicen que su apariencia dista mucho del original, no hay mejores vistas del skyline cordobés que desde la margen izquierda del río Guadalquivir, con el puente como protagonista y la Mezquita-Catedral que destaca entre las bajas construcciones de la ciudad.

    La estampa es perfecta a cualquier hora del día, así que no dejes de pasar a todas horas por ahí.

    Al cruzar el río Guadalquivir por el Puente Romano, llama la atención la torre de Calahorra, del siglo XII que originariamente actuó como torre defensiva durante la época musulmana.

    En su interior, la torre alberga el museo Al-Ándalus, que refleja la era medieval de Córdoba, donde convivían los cristianos, judíos y musulmanes.

    Desde ya que una de las cosas para hacer en Córdoba es subir a la parte más alta de la torre para ver las vistas hacia el Alcázar, el puente romano y el río Guadalquivir, contemplando el atardecer sobre el centro de la ciudad.

  • Los patios andaluces

    Una de las cosas que hay que ver en Córdoba son los famosos patios andaluces.

    El patio es la zona de la casa al aire libre por donde entra la luz del sol y normalmente se encuentra decorado de plantas, macetas colgadas en las paredes llena de flores coloridas, azulejos y fuentes de agua, manteniendo las costumbres de la época musulmana.

    La mayoría de estos se encuentran en la zona del Alcázar Viejo, pero hay que tener en cuenta que es en mayo, con la Fiesta de los Patios Cordobeses, cuando la mayoría de las casas abren y decoran sus patios para la visita.

    El único patio que permanece abierto durante todo el año es el de la Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses.

  • Puerta de Almodóvar

    Esta puerta era una de las 7 puerta de entrada a la ciudad islámica de Córdoba.

    Si bien es de origen árabe tiene remodelaciones posteriores realizadas tras la Reconquista.

    Atravesando la Puerta de Almodóvar se puede seguir un paseo por la Calle de Cairuán, que bordea la muralla y un estanque con fuentes muy bonito.