Qué y dónde comer barato en Barcelona

Platillos típicos, cómo comer barato y más

NECESITAMOS DE TU AYUDA

La pandemia vino a cambiar muchas cosas en nuestra vida y en los viajes no fue la excepción, es por ello que necesitamos de tu ayuda.

El objetivo de este blog siempre ha sido ayudar a las personas a organizar un viaje por cuenta propia a cualquier parte del mundo pero con todos los cambios de los últimos años es posible que la información que publicamos ya no sea 100% exacta.

Estamos trabajando de forma constante intentando actualizar la mayor cantidad de artículos posibles para reflejar cualquier cambio que pudo haber sucedido en los últimos años pero con cientos de artículos publicados es una tarea monumental y aquí es donde solicitamos de tu ayuda.

Si estás leyendo un artículo y encuentras que alguna información ha cambiado o es errónea por favor escribe un comentario en la parte final del artículo y nosotros nos encargaremos de actualizarlo

Algunos ejemplos de cosas que pudieron haber cambiado:

  • Algunos restaurantes, hoteles, atracciones, etc., ya no están en funcionamiento o cerraron sus puertas. Ayúdanos a identificarlos para actualizarlo y dar otra recomendación.
  • Horarios de apertura o cierre de atracciones, restaurantes, hoteles.
  • Todos los países están pasando por una inflación jamás antes vista, y aunque intentamos actualizar los precios de la mayoría de las cosas, nos ayudaría si nos señalaras el cambio de precios que notas.
  • Reservas necesarias. Algunas atracciones era posible visitarlas sin reserva previa, ahora muchas requieren de reserva obligatoria.
  • Nuevas Apps de atracciones o para realizar reservas; por ejemplo, muchas tarjetas turísticas era necesario ir a recoger físicamente el pase para poder hacer uso de éste, ahora ya no, es posible descargar una app y listo.

Los últimos años no han sido fáciles pero creemos en el poder transformador de viajar.

Los viajes nos ayudan a descubrir realmente quiénes somos, darnos cuenta de lo interconectados que estamos y cómo nuestras acciones por más insignificantes que parezcan tienen un impacto global pero sobre todo, nos ayuda a generar empatía.

Descubrir que a pesar de vivir a cientos de kilómetros de distancia, hablar un idioma diferente y tener creencias distintas, todos somos iguales. Reímos, sufrimos y amamos de igual manera, nos preocupan las mismas cosas y simplemente buscamos la felicidad de nuestros seres queridos y la nuestra en este pequeño espacio de tiempo que llamamos vida.

Por ello, te pedimos de favor que nos ayudes a que este blog sea una herramienta que permita a las personas salir y conocer este mundo con una acción tan sencilla como ayudarnos a actualizar la información aquí publicada.

De antemano, MUCHAS GRACIAS.

Si eres de aquellas personas que disfrutan un buen paseo, pero que además se deleitan con la buena gastronomía, estás en el artículo adecuado.

En esta oportunidad te daremos una serie de consejos para que puedas comer barato en Barcelona sin que esto signifique perder la calidad de la comida ni debas caminar horas para conseguirlo.

¡Presta atención a estos consejos! ¡Y bon profit!


¿Buscas más información para organizar tu viaje? Revisa la sección:

Consejos para viajar a España


INDICE 

Da clic en la sección que quieres leer

Consejos para comer barato en Barcelona

  • Horarios para comer en Barcelona

    Una gran ventaja de Barcelona con respecto a otras ciudades europeas es que la gran mayoría de bares y las cafeterías suelen tener horario corrido desde las 7 a las 2 h, e inclusive hasta más tarde, dependiendo la zona y el permiso que posean.

    Otro dato importante que debes saber es que los catalanes no suelen desayunar mucho temprano en la mañana: solo empiezan su día con un café con alguna cosa al paso.

    Eso sí: alrededor de las 11 de la mañana se acodarán en la barra a comer un bikini (que es ni más ni menos que un sándwich de jamón y queso) o un clásico pa amb tomaquet (pan con tomate), nuevamente con un café de acompañamiento y algún embutido como el fuet o jamón.

    Los restaurantes, por su lado, suelen abrir a las 12 en su servicio del mediodía y desde las 18.30 h en el servicio nocturno.

    En la zona turística no es raro tampoco encontrar que los locales abiertos desde el mediodía hagan horario corrido hasta la medianoche.

    Hay que tener en cuenta que bien hay restaurantes que cierran a las 0 e inclusive más tarde, la mayoría de las cocinas en Barcelona lo hacen alrededor de las 22.30 h.

    Los domingos muchos restaurantes suelen cerrar durante el servicio del mediodía, aunque es común ver mucha cantidad de comercios abiertos en las áreas mayormente turísticas que no cierran sus puertas en toda la semana.

    Dado que los barceloneses (al igual que la mayoría de los españoles) suelen almorzar más tarde que el resto de Europa, deberás esperar hasta las 14 o 14.30 h para poder interactuar con los locales.

    Los restaurantes “menos turísticos”, por así decirlo, abrirán sus puertas recién a las 13 h, mientras que en zonas céntricas o destinados casi exclusivamente al turismo, lo harán a partir de las 12 h.

    Los supermercados o las tiendas de alimentos abren, en su mayoría, de lunes a domingo de 9 a 21 h.

  • Propina

    Las propinas, al igual que en casi toda España, no son obligatorias y muy pocas veces vienen incluidas en la cuenta final.

    Sin embargo, si consideras que tu atención ha sido buena, puedes hacer la diferencia de la persona que te ha atendido colaborando con un 10% o 15% del total de tu cuenta.

  • Tradiciones a la hora de comer

    En la capital catalana las costumbres a la hora de ordenar tu comida son similares a las de cualquier otro lugar de España pero bien diferentes a las de otras ciudades europeas.

    Algunas de estas tradiciones son: el pan como acompañamiento casi obligado en todas las comidas, las tapas de cortesía con tu cerveza, uso de servilleta de tela sobre el regazo y acompañamiento de todas las comidas con una jarra de agua.

    Debes tener en cuenta, además, que los catalanes en general son bastante relajados y disfrutan de la comida casi como nada en el mundo, por lo que siempre es recomendable ir con paciencia y sin apuros: aquí se trata de pasarla bien.

    Y otra cosa más: es importante que no te levantes de la mesa inmediatamente al terminar de comer, sobre todo si vas acompañado de un local, ya que estos tienen la costumbre de quedarse un tiempo más haciendo “sobremesa”.

  • Menús del día

    Como siempre aconsejamos, en las ciudades de Europa suele ser conveniente pedir un menú diario antes que ordenar algo detallado o a tu antojo.

    Entonces si evitas tentarte con algo en particular, puedes comer entrada, principal y postre en muchos restaurantes barceloneses por unos €10.

    Ten en cuenta, además, que algunos bares de pintxos o tapas suelen también tener opciones de pagar un precio fijo y comer todo lo que quieras, como un tenedor o barra libre.

  • Dónde sentarse en un restaurante barcelonés

    En muchos restaurantes cobran servicio de mesa o no permiten ordenar menús del día si te sientas en una mesa y comes con todos los protocolos.

    Por eso nuestro consejo es que si quieres evitar pagar el plus del servicio así como una espera y propina mayores, elijas siempre la barra para comer y tener una verdadera experiencia como la de un local.

    Además, evita sentarte en las terrazas (o aceras) ya que estos sitios suelen incluir un precio extra en el total de la cuenta.

    Por último, y nunca está de más decirlo, a la hora de elegir un restaurante intenta alejarte de los más turísticos que suelen tener precios más altos.

    En el caso de Barcelona, estos están principalmente ubicados sobre la Rambla y los alrededores de la Sagrada Familia.

  • Pica-pica y paellas

    Otro consejo de nuestros amigos catalanes es sumarse a las típicas costumbres para comer de los barceloneses.

    Una de ellas es la llamada pica-pica o picada (para nosotros los argentinos). Esto consiste en pedir varias cosas para compartir entre varias personas, lo que suele amortiguar bastante el precio final de la comida.

    Otra sugerencia local es buscar los platos de paella los jueves. Este es el día clásico donde los restaurantes suelen hacerlas (y especialmente al mediodía) por lo que todos estarán compitiendo en precios para atraer a la mayor cantidad de comensales.


¿Buscas más información para organizar tu viaje? Revisa el artículo:

Qué ver en Barcelona en 3 días


Qué comer en Barcelona

Si estabas buscando qué comer en Barcelona, ¡te decimos que has llegado a la sección correcta!

Lo bueno de Barcelona es que no hace falta gastar una exorbitante cantidad de dinero para poder probar las delicias que la capital catalana tiene para deleitarnos.

Platillos típicos catalanes

A continuación te contamos algunos de nuestros snacks y platos catalanes favoritos para comer en Barcelona:

  • Entradas y principales

    – Calçot: es una especie de cebolla de verdeo (o cebollín) que se cocina asándola en una parrilla sobre el fuego directo y se come con diferentes salsas. Tan simple como típico.

    – Pà amb tomàquet: (o pan tumaca) es nada más y nada menos que pan tostado untado con tomate, ajo y aceite de oliva.

    Lo encontrarás desde la fonda mas “cutre” (barata) como en el restaurante más refinado, así como también en cada hogar barcelonés.

    – Bikinis: se conoce así a los sándwiches mixtos de jamón y queso. Un clásico que seguramente comas varias veces en Barcelona y que es ideal para salir de un apuro.

    – Butifarra con mongetes: así tienes que pedir chorizos con frijoles blancos de la forma catalana si es que no deseas que te miren con recelo. Esta comida es una constante en cafés y foods trucks.

    – Escalivada: se suele servir como entrada y es un platillo que consta de cebollas, pimientos y berenjenas asadas y se adorna con un par de anchoas.

    – El suquet de peix: este es un plato típico y un infaltable en la zona portuaria. Se sirve un trozo de pescado (generalmente merluza) acompañado de almejas, langostinos y mejillones en salsa de azafrán. Una delicia.

    – Esqueixada de bacallà: una deliciosa entrada de bacalao en hebras como base y sobre la que luego se montan capas de tomate, cebolla y pimientos asados y finalmente se decora con aceitunas negras.

    – Escudella i carn d’olla: al igual que sucede con el resto de España, Cataluña también tiene su clásico cocido. Aquí se hierven galots en un caldo de verduras y luego se le agregan los pilots. ¿No entendiste nada? Aclaramos: los galots son una pasta con forma de caracol y los pilots son una suerte de albóndigas (bolas de carne).

    – Fricandó: este delicioso plato que recomendamos fervientemente es un estofado de ternera con salsa a en base a hongos y caldo de verduras. Ideal para el invierno en Barcelona.

  • Postres y dulces

    Si eres fanático de lo dulce, en Cataluña vas a encontrar varias opciones muy buenas:

    – Crema catalana: este clásico y famoso postre es casi obligatorio en un viaje a Barcelona. Es simplemente crema pastelera cubierta con azúcar caramelizada, pero es para chuparse los dedos.

    – Panellets: simplemente exquisitos: son unos pequeños bocaditos hechos con harina de almendras y cubiertos con piñones y almíbar. ¡imposible comer solo uno!

    – Mel i mató: es una porción de queso de cabra típico de Cataluña, endulzado con miel y tradicionalmente decorado con frutos secos, aunque las versiones modernas incluyen chocolate, caramelo, escamas de coco o fresas.

    – Turrón de Agramunt: los turrones son un clásico de toda España, y Cataluña por supuesto que tiene el suyo propio. Este está hecho de miel, avellanas, azúcar y clara de huevo y siguiendo la misma receta desde el siglo XVII.

    – Cocas: junto con la crema catalana, las cocas son probablemente el dulce más famoso de Cataluña. Son masas que pueden ser dulces o saladas y con ingredientes tan variados como frutas, nueces y hasta anchoas, ¡por lo que estamos seguros de que alguna te terminará gustando!

  • Bebidas alcohólicas catalanas

    Ningún resumen de qué comer en Barcelona puede saltarse una distinción a sus bebidas alcohólicas.

    Y es que la región de Cataluña viene desde hace años en franco crecimiento, tal es así que su producción representa un 25% de la producción total española.

    Sin lugar a dudas la vedette catalana en cuestión de vinos es el Cava. Este es un vino espumante que se encuentra bajo la denominación de origen “Región del Cava” (algo así como el champagne catalán).

    Otro de los clásicos que de un tiempo a esta parte se ha convertido en el último grito de la moda es el vermout, que se puede encontrar en todo bar moderno y fonda de barrio, especialmente en la zona del Poble Sec.

    Es común en estos bares encontrar también el moscatel, otro clásico de varias zonas de España que es, generalmente, bebido luego de las comidas.

    Sin embargo, la bebida más consumida y popular es la Estrella Damm, una cerveza que ya ha sobrepasado los límites geográficos y puede tomarse por todo el mundo y que no ha perdido popularidad tampoco en Barcelona.

    Es por eso que es frecuente que en los supermercados, mercados, bares, restaurantes e inclusive en puestos callejeros sea la primera cerveza que te ofrezcan.

Tours gastronómicos por Barcelona

Si quieres vivir una experiencia diferente y mucho más loca, te recomiendo tomar algún tour o actividad gastronómica por la ciudad, te dará una visión mucho más completa.

Estas son algunas de los mejores tours gastronómicos para hacer en Barcelona

Da clic en el que prefieras para ver precios y reservarlo

Platillos internacionales

Desde hace años Barcelona se ha convertido en una de las ciudades más cosmopolitas de Europa, debido a su alto flujo de inmigrantes.

Esto ha logrado un boom gastronómico representado por excelentes demostraciones de platillos internacionales que vale la pena probar en tu visita.

Estos son algunos de los lugares donde te recomendamos comer en Barcelona si quieres “darte una vuelta por el mundo”:

– Pampero: este asador argentino es uno de los más autóctonos que hemos visitado fuera de casa.

Con una decoración típica, sumado a muy buenos precios y una excelente calidad de materia prima, este es un muy buen lugar si querés probar algunos platos típicos argentinos como empanadas, provoletas, asado o panqueques con dulce de leche.

Puedes visitar la página para hacer reservas o ver el menú.

– Àsia amb Gràcia: este es uno de los mejores lugares de la capital catalana para poder conseguir de forma rápida y económica comida asiática, especialmente sushi.

Con menús que comienzan desde los €8 puedes conseguir comida rica y en pocos minutos.

Es muy similar a cualquier local de comida rápida, solo que no tiene un gran espacio para comer dentro, por lo que cada vez que hemos ido, realizábamos nuestro pedido y nos íbamos a comer por ahí.

Se encuentra en el barrio de Gracia y puedes visitar su página para realizar pedidos.

– Tucco Real Food: el lugar en Barcelona para comer auténtica comida italiana por excelencia.

A algunas cuadras de la Barceloneta, puedes encontrar este estupendo lugar que, si bien es pequeño, jamás te decepcionará.

Ravioles, ñoquis, lasagna, spaguettis, las mejores salsas y los postres y vinos más destacados de Italia, todo de una gran calidad y precio.

Sus 2 locales (Gracia y Example) carecen de servicio de reserva pero jamás hemos tenido que esperar más de 15 minutos.

Es altamente recomendable y te aconsejamos visitar su página web para informarte más sobre ellos.

– Arepamundi: este fantástico lugar ofrece las mejores arepas de toda la ciudad.

Con una excelente relación precio-calidad, ofrece dos tamaños de arepas y un montón de variedades para disfrutar este típico platillo latinoamericano.

Se encuentra ubicado a 5 cuadras de La Sagrada Familia y puedes visitar su fanpage para informarte más al respecto.