Un día de ensueño – 24 horas en Miami

La palabra Miami evoca una serie de imágenes de sol, playa, mar, centros comerciales, marcas de lujo, restaurantes de renombre internacional; deportes acuáticos, teatros, conciertos, exposiciones de arte, entre otras tantas cosas. Y es verdad, todo lo que tu mente se pueda imaginar se encuentra en Miami.

Con toda esta variedad cultural, gastronómica y recreativa podrías pasar años intentando experimentar todo lo que esta ciudad tiene para ofrecer. Pero si tuviéramos el tiempo muy limitado, ¿cómo sería un día de ensueño en Miami?

Imagina que todo es posible y que no tienes que preocuparte por el costo, pero que sólo tienes un día para hacer tu sueño realidad. Este sería el itinerario que te recomendaría.

Despertarías como la realeza en uno de los prestigiosos hoteles Marriott de Miami. Inmerso en un mar de sabanas suaves, almohadas que se sienten como nubes y ordenando un delicioso desayuno. Debes levantarte temprano ya que tan sólo tienes un día, ¿recuerdas? El paso a seguir, es dirigirte a la playa para nadar y tomar el sol, luego simplemente relájate en un jacuzzi y prepárate para salir a las soleadas calles de Miami, pues no puedes perderte de todo lo que esta ciudad tiene para ofrecerte. Así que sal a explorar la ciudad, porque una visita a Miami no está completa si no vas a la famosa South Beach.

South Beach fue la primera zona turística en ser desarrollada en la ciudad y hasta el día de hoy es quizás la que más atrae turistas. Es una playa pública y cuenta con cientos de restaurantes, tiendas, centros comerciales, hoteles y diferentes atractivos. Sus pintorescos puestos de salvavidas son de los iconos más reconocidos de esta playa. Aquí puedes continuar tu día de relajación, tomar el sol y nadar un poco. A diferencia de la privacidad de la playa de tu hotel, aquí podrás entretenerte por horas observando la diversidad multicultural de las personas que visitan Miami.

Para estos momentos quizás ya empieces a tener hambre. Te puedo sugerir comer en los famosos mariscos de Joe’s Stone Crab, justo en South Beach. Si la lista de espera para tener que te asignen mesa es muy larga, como suele suceder aquí, entonces puedes dirigirte a un lugar más caribeño, el Tap Tap, y deleitarte con lo que es conocido por varios como los mejores mojitos de Miami.

Una vez saciada tu dosis de arena, mar y comida tu siguiente actividad del día será ir de compras. En South Beach encontrarás una mezcla de todas las tiendas que puedas imaginar, basta caminar un poco por sus calles, y en un parpadeo terminarás con las manos repletas de bolsas.

Pero si lo que buscas es un centro comercial, mi sugerencia es Aventura Mall, un centro comercial gigantesco donde encontrarás marcas como JCPenny hasta otras de lujo como Louis Vuitton. No por nada es el segundo centro comercial más visitado de Estados Unidos.

Terminadas las compras del día y antes de regresar al hotel, deberás hacer una pequeña escala para cenar en el DB Bistro Moderne, el cuál es uno de los restaurantes del afamado chef francés y acreedor de estrellas Michelin, Daniel Boulud.

“Si me muero, no podría pensar en otra comida que me gustaría disfrutar más que lo que me han servido hoy en el Bistro Moderne” dice una de las tantas reseñas que se pueden leer en TripAdvisor sobre este lugar. Y sí, así de bueno es.

Si ya te convenciste de cenar aquí, el restaurante se encuentra justo en el centro de Miami, en el Hotel Beaux Arts, el cuál fue clasificado por Conde Nast y Travel + Leisure como uno de los mejores hoteles boutique del mundo.

Puedes regresas a tu hotel, y si te faltaron compras puedes hacer una visita rápida a Bal Harbour Shops, un centro comercial de lujo donde encontrarás ropa y accesorios de diseñadores de la talla de Stella McCartney, Saint Laurent, Etro, y Chanel.

Ya de en tu habitación es momento de estrenar tu mejor ropa. Te sugiero que te tomes un café ya que la noche apenas comienza. Estás en Miami y no sería un día completo sin salir de fiesta por la ciudad.

Entre las muchas cosas que hacen distintivo a Miami me parece que la principal son todos aquellos cubanos, dominicanos, venezolanos, colombianos, y latinos que llaman hogar a esta ciudad.

Y por supuesto, una verdadera fiesta latina no parará hasta el amanecer.

Para comenzar la noche te sugiero que te dirijas a La Covacha. Este es el club de música latina por excelencia. Aquí podrás bailar hasta que te duelan los pies. Aunque si lo que buscas es codearte con las estrellas entonces LIV es el lugar a dónde ir. Ahí te recibirán con el trato VIP y la alfombra roja que te mereces.

Si no te has cansado de bailar, entonces puedes terminar tu noche en Do Not Sit on the Furniture, uno de los clubs de música electrónica. Aquí su única regla, como su nombre lo indica es no sentarse, sino bailar.

Al salir del club el sol ya habrá salido y probablemente hayan pasado más 24 horas desde que te despertaste. Lo único que queda por hacer es regresar y descansar.

Tu día de ensueño ha terminado. En poco tiempo has podido vivir las mejores experiencias que esta ciudad tiene por ofrecer y, como te habrás dado cuenta, aún hay mucho más que hacer y explorar.

Miami es de esas ciudades en dónde una vida podría no bastar para conocerla toda. Siempre podrías repetir estás 24 horas indefinidamente y jamás verías, comerías, explorarías o bailarías en los mismos lugares. Es una ciudad que te atrapa y que jamás te deja ir.

Más información sobre Miami:

Datos de Miami

Este artículo fue patrocinado por Marriott sin embargo todas las opiniones expresadas son de mi autoría.

2017-02-03T23:16:56+00:00

Leave A Comment