Cómo organizar un viaje a Praga, Viena y Budapest por tu cuenta

Para los que quieran conocer algunas de las mejores atracciones del viejo continente, ¡un viaje a Praga, Viena y Budapest es ideal!

Estas 3 ciudades del centro de Europa significan historia, arquitectura y diversión.

El aire bohemio de Praga, el encanto imperial de Viena, y la personalidad única de Budapest son la combinación perfecta para pasar unos días inolvidables.

Sin embargo, el hecho de que estos 3 destinos estén en países distintos, con monedas diferentes y sistemas de transporte variados, hacen que organizar tu viaje no parezca la tarea más sencilla.

Es por eso que con esta guía de cómo organizar un viaje a Praga, Viena y Budapest esperamos poder darte una mano para poder armar tu itinerario de la manera más sencilla posible.

¿Vamos?


¿Buscas más información para organizar tu viaje? Revisa la sección:

Consejos para viajar a Europa


¿Cuál es la mejor época para hacer un viaje a Praga, Viena y Budapest?

Estos 3 destinos de Europa reciben visitantes a lo largo de todo el año.

Para decidir en qué época armar tu viaje a Praga, Viena y Budapest ten en cuenta los siguientes datos:

  • Invierno (diciembre, enero y febrero)

    Esta zona de Europa es famosa por sus crudos inviernos y sus grandes nevadas. ¿Pintoresco? Por supuesto. Pero ten en cuenta que esto significa días más cortos y condiciones climáticas que no son las ideales para pasear mucho.

    Sin embargo, si eres un amante de los mercados navideños, diciembre es un mes donde las calles se llenan de mercados y decoraciones festivas. ¡Los baños termales de Budapest, además, te pueden mantener calentito!

  • Verano (junio, julio y agosto)

    El verano no es sofocante, pero es donde el turismo masivo llega y las filas se forman en las atracciones principales.

    Los meses de temporada alta significan también precios más altos, por lo que no es una buena opción si quieres acotarte a un presupuesto.

  • Primavera y otoño (marzo, abril, mayo y septiembre, octubre, noviembre)

    Es por eso que, en nuestra opinión, no hay época mejor que la temporada media.

    La mejor época para hacer un viaje a Praga, Viena y Budapest es en los meses de marzo a mayo, y de septiembre a noviembre será cuando puedas encontrar mejores precios y no tanta gente por las calles de estas ciudades.

    El clima templado de Europa central en esta época, además, te vendrá a favor para poder pasear sin problemas.

 ¿Cuál es el mejor medio de transporte para un viaje a Praga, Viena y Budapest?

En este punto hay varias alternativas. La que elijas va a depender de tus gustos y de tu manera de viajar.

  • Tren

    Al igual que en la mayoría de Europa, las conexiones en tren entre Praga, Viena y Budapest son buenas, rápidas y te dan la oportunidad de apreciar el paisaje mientras viajas (algo que te pierdes si vas en avión).

    Lo más económico es comprar boletos individuales para cada destino por adelantado. Para hacerlo, te recomendamos usar las páginas oficiales de los trenes de cada país.

    Para evitar pagar precios más caros, lo mejor es comprar en la página del país de dónde sale el tren, y no de dónde llega.

    Por ejemplo, el tren de Praga a Viena es mucho más barato si lo compras en la página de República Checa que si lo compras en la página de trenes de Austria.

    Este es un resumen de la duración y los costos estos trayectos:

    • Praga a Viena: 4 horas, a partir de €19 desde la página de trenes de República Checa. Estas tarifas son fijas (no puedes perder el tren) y no aceptan cambios. Si quieres un boleto flexible, estos arrancan en los €42.
    • Viena a Budapest: 2 horas 40 minutos, a partir de €19 desde la página de trenes de Austria. Estas también son tarifas no flexibles.
    • Budapest a Viena: misma duración, 2 horas 40 minutos. Pero si vas en este orden, te recomendamos comprar el pasaje desde la página de trenes de Hungría, ya que deberás usar su sistema para imprimir el boleto en la estación antes de salir.

    Más información: Cómo planear un recorrido en tren por Europa


  • Automóvil

    La segunda alternativa para hacer un viaje a Praga, Viena y Budapest es el auto. De esta manera, podrás no solo ver los paisajes alrededor de las ciudades, ¡sino también parar donde quieras!

    Una parada súper recomendada es la pintoresca ciudad de Cesky Krumlov en República Checa. Y a mitad de camino entre Hungría y Viena puedes pasar un par de días en Bratislava, la capital eslovaca.

    Lo que tienes que tener en cuenta aquí es que, si no vas a devolver el coche en la ciudad de dónde saliste, deberás pagar un extra. Al ser en otro país, también deberás asegurarte que la empresa donde lo alquiles tenga oficinas allí.

  • Avión y bus

    Otras opciones son el avión y el bus. Estas no te las recomendamos por razones prácticas.

    El avión es bastante práctico en Europa pero ten en cuenta que no solo tienes que estar varias horas antes en el aeropuerto, sino que además tendrás que sumar el precio del traslado a tu hospedaje al llegar. ¡Y además te pierdes las vistas!

    El bus es más barato, pero suele durar mucho más y no tener tanta disponibilidad horaria.

El punto desde donde empieces tu itinerario dependerá de adónde vueles o llegues inicialmente.

Ten en cuenta que, si sigues tu viaje a otros puntos de Europa, las aerolíneas low cost tienen pasajes de solo ida a estos destinos a muy buenos precios.

En nuestro caso, por ejemplo, arrancamos el viaje en Praga ya que conseguimos un vuelo a solo €25 desde Londres. Y para volver a Inglaterra, volamos desde Budapest por €40 cada uno.

¿Cuántos días se necesitan para hacer un viaje a Praga, Viena y Budapest?

En nuestra opinión, el mínimo que deberías dedicar a este viaje a Praga, Viena y Budapest es de 10 días.

En este tiempo puedes pasar 3 días en cada ciudad. El día extra es lo que te llevarán las distancias para moverte de un lado a otro.

Por supuesto, si tienes un par de días más ¡nunca viene mal estirar tu itinerario!

Particularmente, Budapest sea la ciudad que más se merezca un cuarto día. Le sigue Viena, y por último Praga, que es la más fácil de ver en menos tiempo.

Recuerda además las paradas extras que te recomendamos arriba por si tienes más tiempo en esta zona.

 ¿Dónde hospedarse en un viaje a Praga, Viena y Budapest?

Dado que vas a estar moviéndote bastante en estos días, si vas a viajar en tren te recomendamos quedarte en áreas centrales o al menos bien conectadas con las estaciones.

Si vas en coche, ten en cuenta que deberás buscar un alojamiento que tenga cocheras para guardarlo, o al menos que haya algún estacionamiento cerca.

Si estás buscando alojamiento para tu viaje a Praga, Viena y Budapest, te dejamos aquí algunas recomendaciones y las opciones que elegimos nosotros.

  • Dónde hospedarse en Praga

    El pequeño tamaño de Praga hace que sea bastante sencillo mantenerse cerca del centro.

    Sin embargo, si estás buscando algo práctico, lo mejor ubicado son los barrios de Stare Mesto y Nove Mesto.

  • Dónde hospedarse en Viena

    Viena es otra ciudad no tan grande, y su sistema de transporte hace que sea muy fácil moverse.

    Aparte del centro histórico (Innere Stadt), los barrios de Wieden y Margareten están muy a mano de la estación central.

  • Dónde hospedarse en Budapest

    Budapest es en realidad la unión de dos antiguas ciudades, Buda y Pest (¡muy fácil acordarse los nombres!).

    Buda es la parte más señorial y costosa de la ciudad. Por eso, nuestra recomendación es que busques opciones del lado de Pest, donde además estarás más cerca de la mayoría de las atracciones.

Recomendaciones de hospedaje en Praga, Viena y Budapest