Qué ver en Budapest en 3 días

Si estás planeando un viaje a la capital húngara, sigue leyendo esta guía de qué ver en Budapest en 3 días, donde te daremos nuestras mejores recomendaciones.

Budapest es una ciudad de lo más particular. Anclada durante años detrás de la Cortina de Hierro, no solo tiene influencias de su época comunista.

Aquí se juntan culturas de lo más diversas: su historia está marcada de igual manera por los romanos, los turcos, los austríacos y todo el resto de Europa.

Pero sobre todo, Budapest es muestra de la grandiosidad húngara. Sus hermosos edificios y puentes son un tributo a la historia y la cultura de este país tan único.

Si a esto le sumamos precios accesibles y gente amable y dispuesta a ayudarte con un idioma incomprensible, llegamos fácilmente a entender por qué Budapest se ha convertido, en los últimos años es un destino imperdible de Europa.

En esta guía rápida de qué ver en Budapest en 3 días, te damos algunos consejos sobre qué hacer durante tu visita.


¿Buscas más información para organizar tu viaje? Lee la sección:

Consejos para viajar a Hungría


Consejos para viajar a Budapest

Para seguir este itinerario sobre qué ver en Budapest en 3 días te recomendamos lo siguiente:

  • Elige de qué lado del río vas a hospedarte

    Budapest es la unión de dos pueblos diferentes, enfrentados por el río Danubio: Buda y Pest (¡no es muy original, lo sabemos!).

    Si bien los dos están completamente integrados hoy en día, la realidad es que se trata de dos lugares muy diferentes donde hospedarse.

    Por un lado, Buda es la parte más alta y donde se encuentra el famoso castillo. Esta zona es más histórica y tranquila. No esperes encontrar aquí muchas opciones para salir u hospedarte.

    Por el otro, está Pest. Esta es, sin dudas, nuestra área favorita y donde decidimos alojarnos. Si bien no es tan histórica, tiene muchísimas atracciones y lugares donde salir. Es además mucho más fácil moverse con el transporte por este lado.

    Igualmente, ¡la que elijas dependerá completamente de tus gustos!

    Al final del artículo encontrarás algunas recomendaciones de hospedaje.

  • Intenta evitar los taxis y utiliza el sistema de transporte público

    El sistema de transporte público en Budapest es muy bueno y amplio. Sus tranvías, buses y metro te llevarán prácticamente a cualquier lugar de la ciudad.

    Es por esto que no es aconsejable intentar tomar taxis: estos son muy costosos y no suelen tener ninguna ventaja por sobre el transporte público.

    Si tienes que tomar uno sí o sí, asegúrate de que sea oficial para evitar estafas. Puedes pedirle algún número de teléfono a tu anfitrión u hotel donde te estés quedando.

  • Ten alternativas para manejar tu dinero

    A diferencia de otros países de Europa, en Hungría no existe el euro.

    Así es que, al llegar a Budapest, deberás cambiar tu dinero a la moneda local: florines húngaros.

    La manera más sencilla si tienes efectivo es dirigirte a alguna casa de cambio o banco y cambiarlo allí. Evita los vendedores callejeros o los puestos en aeropuertos ya que son los que tienen peores tasas.

    La manera más sencilla de manejarse, sin embargo, es con tarjetas de débito o crédito. En la mayoría de los lugares de Budapest tendrás la oportunidad de pagar con tarjeta, lo que es mucho más cómodo y barato (ya que evitas tarifas extra).

    Da clic aquí para leer más sobre cómo llevar el dinero en los viajes.

Equipo recomendado para tu viaje a Budapest

.

Qué ver en Budapest en 3 días – Día 1

Después de un buen desayuno, cruzaremos el río para descubrir los secretos de Buda.

  • Toma tu café con algún dulce húngaro típico

    La gastronomía húngara es algo completamente único y diferente a cualquier cosa que verás en Europa.

    Y los dulces son probablemente una de sus especialidades.

    Es por eso que para empezar tu día con energía y con algo rico y típico de Budapest, te sugerimos que te tomes un café en algún local tradicional.

    Una de nuestras favoritas es Molnár’s kürtőskalács, una pequeña cafetería donde se ofrecen kürtőskalács, un típico dulce húngaro que parece un pastel en forma de chimenea y viene en una amplia variedad de sabores.

    ¡La mejor forma de empezar tu itinerario por Budapest en 3 días!

  • Visita el Castillo de Buda

    Probablemente sea una de las primeras cosas que veas a la distancia cuando llegues a Budapest.

    El extravagante Castillo Buda es conocido por haber sido símbolo de los antiguos monarcas Habsburgo, aunque su mayor extensión fue realizada en la segunda mitad del siglo XIX.

    Hoy en día, se puede visitar su interior, donde se encuentran la Galería Nacional, el Museo Historia de Budapest y la Biblioteca Nacional de Hungría.

    Consejo: si no quieres subir andando al castillo, puedes utilizar el funicular. Este tiene un costo de 1200 florines (descuento si compras ida y vuelta) o puedes utilizar el autobús público No 16.

    Si bien pasear por los alrededores y jardines del Palacio es gratuito, para entrar a los museos deberás pagar una entrada por separado: 1800 florines para la Galería Nacional y 2000 florines para el Museo de Historia de Budapest.

    Ambas entradas están incluidas en la Budapest Card, el pase turístico de la ciudad. Haz clic aquí para ver información y precios de la Budapest Card.

  • Haz un picnic a orillas del Danubio

    El Danubio es, sin lugar a duda, el gran protagonista de esta ciudad. Sin él, la más majestuosa arquitectura húngara se quedaría sin contexto.

    Es por eso que te recomendamos apreciarlo como se debe: al salir de tu visita al Castillo, siéntate a disfrutar de un picnic a sus orillas y ver la vida pasar por allí.

  • Conoce la Iglesia de Matías

    Después de comer algo, sigue caminando por la zona de Buda hasta llegar a la Iglesia de Matías.

    Esta es una de nuestras iglesias favoritas de Europa, y cuando veas su colorido tejado creemos que te darás cuenta del porqué.

    Con una arquitectura única y muy peculiar, la Iglesia de Matías es la iglesia católica más importante de la ciudad.

    SI bien su interior es muy lindo, no nos resulta muy placentero que, a diferencia de muchas otras iglesias que hemos visitado, esta tenga un precio de entrada (1500 florines).

  • Aprecia las vistas desde el Bastión de los Pescadores

    Si hay una ventaja a las empinadas caminatas por Buda, son sus vistas.

    Desde el imponente Bastión de los Pescadores podrás apreciar una panorámica privilegiada de otros de los edificios más lindos de la ciudad, el Parlamento.

    Además de las vistas, tomate un tiempo para apreciar el Bastión: sus siete torres representan las siete tribus fundadoras de Hungría.

  • Cena un típico goulash

    Para terminar tu primer día en Budapest, te recomendamos que te quedes de este lado del río y camines por sus calles al atardecer.

    Al caer la noche, ¡te sugerimos dirigirte a Ramazury Bistronomy  a probar un típico goulash húngaro!

    Este acogedor lugar es muy relajado y ofrece una carta de platos tradicionales y muy buenos, todo a un precio más que razonable.


¿Quieres saber cómo organizar tu viaje? Lee:

17 consejos para organizar un viaje por Europa del Este


Qué ver en Budapest en 3 días – Mapa del día 1