Qué ver en Berlín en 3 días

Berlín es una ciudad con oferta turística para todos los gustos.

Cuenta con más de doscientos museos de todo tipo; hay un montón de historia en sus calles y monumentos. Parques para caminar, hacer picnic y hasta cantar en el karaoke.

La mejor fiesta por las noches. Galerías de arte, gastronomía, tiendas, cultura y arte. Es de esos lugares en los que es casi imposible aburrirse.

Y aunque es todo un reto conocer una ciudad de semejantes características en poco tiempo, aquí te dejamos nuestras cosas favoritas de qué ver en Berlín en 3 días.

¿Listos? Tomen nota:


¿Buscas más información para organizar tu viaje? Revisa la sección:

Consejos para viajar a Alemania


.

¿Cuál es la mejor temporada para viajar a Berlín?

Si no tuviéramos que considerar ni el presupuesto ni la cantidad de turistas, sin duda nos atreveríamos a decir que la mejor época para viajar a Berlín es el verano.

Esta época del año se caracteriza por tener días larguísimos, hay un montón de festivales y actividades al aire libre y la atmosfera de la ciudad cambia notablemente.  Sin embargo es la temporada más cara y también la más congestionada.  

Por el lado opuesto tenemos el invierno donde tanto la cantidad de turistas como la de los precios en oferta hotelera bajan considerablemente. Se puede ahorrar dinero y tiempo pero desafortunadamente en esta época del año, la escasa luz solar y el clima limitan bastante las actividades al aire libre.

El periodo favorito para visitar Berlín comprende desde Abril hasta Septiembre-Octubre.

Hemos tenido oportunidad de visitar la ciudad en dos ocasiones. La primera en pleno invierno y la segunda a principios del mes de Octubre. Octubre nos agradó bastante ya que nos permitió disfrutar de algunos días de tinte veraniego en pleno otoño.  ¿Respecto a los precios? Definitivamente más económicos que en verano.


Da clic aquí para leer más sobre los pros y contras de viajar a Berlín en invierno o verano.

.

Antes de empezar con el itinerario tengo que comentarles lo siguiente: esta guía de qué visitar en Berlín no incluye ningún museo debido a que la lista de opciones y posibilidades es inmensa y tal vez lo que nos guste a nosotros a ustedes no les llame en lo mínimo la atención.

Sin embargo, al final del itinerario del tercer día, les incluiremos una lista de los museos más populares o que consideramos los más interesantes.

Como siempre, dejamos a gusto y disposición del viajero elegir lo que más se acerque a sus gustos y preferencias.

Qué ver en Berlín en 3 días- Día 1

  • CheckPoint Charlie

    Es la representación de la antigua frontera que dividía las dos Alemanias. Por este punto, aliados, militares y extranjeros  tenían que atravesar si querían ir de la Alemania del este dominada por la Unión Soviética a la Alemania del Oeste, liderada por las potencias de EUA, Francia y Reino Unido.

    Uno de los puntos más fotografiados de Berlín, imagen de la guerra fría y testigo de la muerte de aquellos que se atrevían a cruzarlo.

    Actualmente se puede ver una copia del letrero que había en aquellos días marcando el fin de territorio americano,  así como una especie de caseta de vigilancia, que en la mayor parte de las veces se encuentra ocupada por actores vestidos de militares de la época.

    Es una atracción gratuita, sin embargo se cobra una pequeña cantidad por tomarte fotos con los actores y recibir en tu pasaporte un sello simbólico.

    Si deseas conocer más de la historia de este simbólico lugar, puedes entrar al Museo del muro de Checkpoint Charlie, pagando una cantidad aproximada de 13 Euros. Las exposiciones del  museo son en inglés.

    La entrada al Museo Checkpoint Charlie está incluida en el Berlin Pass. Para más información da clic aquí.

  • Potsdamer Platz

    Años atrás fue el centro donde se congregaba un gran cruce de líneas de tranvías, autobuses, edificios de comercio, hoteles, entre otras cosas.

    Esta zona fue completamente destruida durante la guerra y fue después de la caída del muro, cuando renació en una de las zonzas más modernas de Berlín.

    Hoy en día alberga algunos restos de edificios antiguos y  el Sony Center con restaurantes, tiendas, cafeterías, departamentos, oficinas, etc.

    Es una plaza con bastante vida, que durante el invierno se viste de luces, mercadillos navideños y espectáculos especiales para los niños. Es además la sede del festival de cine de Berlín.

    Resalta claramente la arquitectura moderna de sus edificios del resto de la zona.

  • Berlíner Mauer

    Aún es posible encontrar restos y bloques del muro de Berlín que se extendió a lo largo de la ciudad.

    A unos pasos y dentro de la misma zona de Potsdamer Platz,  podrán ver algunas exposiciones al aire libre de algunos bloques que quedaron intactos.

    Pueden además seguir el camino por donde pasaba el antiguo muro o si lo desean, conocer más acerca de su historia en el Memorial y Centro de documentación del muro de Berlín. La entrada al lugar es gratuita y pueden aprovechar para conocer la Capilla de la Reconciliación.

    La parte más atractiva (visualmente hablando) se encuentra en otra parte de la ciudad, pero eso lo dejaremos para otro día.

  • Memorial del Holocausto

    El memorial está formado por 2711 bloques de hormigón de diferentes alturas que generan todo tipo de sensaciones en sus visitantes.

    Aunque no tiene un significado concreto, hay versiones que dicen que los bloques representan lapidas y su color, cenizas.

    Hay un montón de opiniones encontradas sobre el memorial; lo cierto es que lo más interesante y emotivo del lugar es el Centro de Información. Un museo que expone de manera cruda la persecución que termino en asesinato para millones de judíos.

    La entrada es gratuita, pero se puede pagar por un audio guía en el idioma de tu elección por un aproximado de 5 Euros.

    Este es uno de esos lugares que vale mucho la pena conocer.

    Nota de Alejandro: Este es un memorial de uno de los momentos más trágicos de la humanidad y por tal razón debe de ser tratado con todo el respeto que se merece. Si vas a tomar fotografías intenta ser bastante cuidadoso pues la foto que vas a tomar no es una foto para demostrar que estás de vacaciones como lo harías en una playa, esta es una foto donde demuestra que eres consciente que debemos recordar los momentos más oscuros de la historia para evitar que se repitan.

    Si quieres saber más a lo que me refiero busca el proyecto «Yolocaust», aquí una nota al respecto.

  • Puerta de Brandemburgo

    El símbolo indiscutible de Berlín que ha sido testigo y sobreviviente a un montón de acontecimientos históricos.

    La puerta de Brandemburgo formaba parte de los 18 accesos a la ciudad de Berlín y es la única que quedo en pie.

    Hoy en día es un agasajo poder contemplarla ya sea a plena luz del día o iluminada por la noche. Si tienen oportunidad, vayan en los dos horarios. Eso sí, intenten ir o muy temprano o muy tarde, ya que es uno de los lugares favoritos de los turistas para fotografiar.

  • Pariser Platz

    Es la plaza que se encuentra pegada a la puerta de Brandemburgo y que al igual que todo lo que había ahí, fue destruido durante la guerra.

    Tras la unificación, después de la caída del muro la plaza se reconstruyo, albergando hoy  consulados, hoteles lujosos y algunos edificios donde se hacen exposiciones continuamente.

    Es el lugar ideal para tomar las mejores fotos de la puerta de Brandemburgo.

  • Edificio Reichstag o Parlamento Alemán

    Es al igual que la puerta de Brandemburgo, un edificio con muchísima historia y con una estética excepcional. Ha sido dañado severamente y ha desempeñado a lo largo de su historia diferentes funciones.

    Lo interesante del edificio es que se puede entrar de manera gratuita a su cúpula, desde donde es posible observar la ciudad  y al mismo tiempo mirar desde lo alto, las actividades parlamentarias.

    Para poder entrar es necesario registrarse en línea. Debido  a su popularidad les recomendamos altamente que hagan su reserva con tiempo y preferentemente entre semana.

    Para más información y reservar su visita pueden visitar su página aquí: http://www.bundestag.de/en/

  • Tiergarten

    Si aún les queda tiempo, un poco de energía y el clima lo permite, cierren su día con una caminata o simplemente siéntense y relájense en los jardines de uno de los pulmones más grandes y lindos de Berlín.

    En sus terrenos se puede aprovechar para contemplar algunos de los monumentos más representativos de Berlín, como lo es la Columna de la Victoria.

    El parque es enorme y es un punto de encuentro para berlineses y turistas. La manera perfecta de cerrar el día, después de muchas horas de caminata.


¿Quieres recomendaciones sobre comida, transporte y ahorrar dinero? Lee:

Consejos para visitar Berlín con poco dinero


.

Qué ver en Berlín en 3 días- Día 2

  • Gendarmenmarkt

    El recorrido del segundo día empezara en Gendarmenmarkt; una de las plazas más bellas de Berlín. Plaza  donde podemos encontrar las catedrales gemelas.

    Por un lado encontraremos la Catedral Alemana construida a principios de los años 1700 y restaurada después de la guerra.

    Y en el lado contrario, se encuentra la Catedral Francesa construida en la misma época y que al igual que su gemela, tuvo que ser restaurada después de los embates de la guerra.

    Y para poner la cereza al pastel, se puede contemplar el edificio de la sala de Conciertos de Berlín.

    Durante la época invernal, esta plaza se convierte en uno de los mercadillos navideños más populares de la ciudad. Un lugar que sin dudas, vale la pena visitar.

  • Unter den Linden

    Posiblemente ya hayan caminado por esta importante arteria berlinesa desde el primer día y no lo notaron.

    Esta calle es una de las más importantes de la ciudad y en ella se pueden encontrar los edificios, monumentos y plazas más emblemáticas de Berlín.

    La calle empieza desde la puerta de Brandemburgo y se extiende casi hasta la famosísima Alexander Platz.

    Caminando por ella, podrán encontrar entre otras cosas la Plaza Bebelplatz, famosa por la quema de libros durante la época del nazismo.

    En la misma zona pueden observar el edificio de la Universidad de Humboldt y la Catedral de Santa Eduviges.

    Siguiendo por la misma calle, la siguiente parada será Lustgarten, mismo que se encuentra dentro de la Isla de los museos.

  • Lustgarten

    Es a nuestro juicio una de las plazas o jardines más bonitos de Berlín. En ella pueden encontrar el Museo Antiguo (Altes Museum).

    Tiene demás en el centro de la plaza un enorme cuenco de granito y por un costado se luce el Berliner Dom.

    El Altes Museum alberga la colección de antigüedades de civilizaciones como los griegos, etruscos y romanos. Si tienes interés en visitarlo, la entrada está incluida en el Berlin Pass. Da clic aquí para más información.

  • Berliner Dom o la Catedral de Berlín

    Es el edificio evangélico más importante de la ciudad. La iglesia fue casi destruida en su totalidad durante la guerra y los trabajos de reconstrucción terminaron apenas hace unos 15 años.

    Es posible subir a su llamativa cúpula (sobra decir que es por demás fotogénica) para contemplar las vistas desde las alturas del centro de Berlin.

    En su interior guarda más de 80 criptas con los restos de la familia imperial, capillas y un museo.

    El costo de entrada es de 7 euros por persona. Para más información sobre horarios de visita pueden revisar el sitio oficial dando clic aquí.

    *Entrada incluida en el Berlin Pass.

  • Alexander Platz

    Es considerada la plaza urbana más grande de Alemania. En la época del muro, solía ser el centro neurológico de Berlín Oriental (comunista).

    Además de tiendas, hoteles, restaurantes y entretenimiento, hoy en día puedes encontrar dos de los iconos más representativos de Berlín; por un lado la torre de televisión y por el otro el reloj mundial.

    En sus alrededores se encuentran también la fuente de la amistad de los pueblos, la Iglesia Marienkirche o la Casa Roja.

    Durante ciertas épocas del año, Alexander Platz se convierte en centro de reunión para pasear por mercadillos navideños o disfrutar una cerveza durante el Oktober Fest.

  • Torre de Televisión

    Con una altura de más de 300 metros, la torre de televisión  cuenta con un mirador y el restaurante giratorio desde donde puedes disfrutar las mejores vistas de la capital alemana.

    El costo de entrada al mirador es de 13 euros, mientras que en el restaurante se paga un costo de 24 euros por mesa, entrada y reserva;  los platillos empiezan en 10 euros y hay bebidas con alcohol en el mismo precio.

    Para más informes y reservas pueden revisar su página dando clic aquí

  • Reloj Mundial

    Construido en el año de 1969, este peculiar reloj muestra las 24 zonas horarias con las ciudades más representativas de cada una, lo cual permite ver la hora real de cada zona del planeta.

    Mide 10 metros y en la parte superior se puede observar una miniatura del sistema solar, el cual gira cada minuto.

  • East Side Gallery

    La parte del muro más llamativa visualmente y mejor conservada de toda la ciudad.

    A lo largo de 1.3km podrás observar grafitis de todos los tamaños, colores y sabores. Los autores de dichas obras (que son de todas partes del mundo) expresaron todo tipo de sensaciones después de la caída del muro y quedaron plasmadas en una galería de arte al aire libre, que además lleva en sus espaldas muchísima historia.

    Una parte de la ciudad a la que vale la pena dedicarle una caminata lenta y de mucha observación.

  • Puente Oberbaumbrucke

    Con esto cerramos el segundo día por Berlín. El puente es inconfundible y lo encontraran al finalizar su paseo por East Side Gallery.

    Es nuestro puente favorito de Berlín, se pueden hacer buenas fotos desde ahí o simplemente contemplar la vista y relajarse a orillas del