Qué hacer un fin de semana en Monterrey

«Mañana no vienes a la oficina ve directamente al aeropuerto tienes un viaje a Monterrey. Tu vuelo de regreso es el mismo día por la tarde.» Durante casi un año de mi vida como empleado esta fue una constante, hacer viajes cortos a Monterrey por cuestiones de trabajo.

No es de extrañar, Monterrey es una de las ciudades más desarrolladas de México convirtiéndola en uno de los centros empresariales, industriales, económicos y tecnológicos más importantes del país, miles de personas la visitan diariamente para hacer negocios.

Desafortunadamente, al igual que mi situación de hace unos años, es probable que muchas de estas personas jamás salgan del hotel o tengan siquiera el tiempo suficiente para explorar la ciudad y alrededores. En mi caso, viajé a Monterrey más de siete veces y jamás puse un pie en alguno de sus atractivos turísticos hasta hace poco.

En este artículo busco mostrarte Monterrey de la forma más completa pero a la vez rápida, si tienes más tiempo en definitiva la ciudad tiene muchísimas cosas por hacer, pero si eres alguien que visita Monterrey para hacer negocios entonces intenta aprovechar el viaje y extenderlo un par de días; después de seguir este pequeño itinerario de qué hacer un fin de semana en Monterrey descubrirás que la ciudad es mucho más que un centro de negocios, cada uno de sus atractivos turísticos son modernos y de talla internacional.

Estoy seguro que aunque sea corta tu visita quedarás gratamente sorprendido.

Qué hacer un fin de semana en Monterrey – Sábado

El sábado debe de comenzar con un buen desayuno regiomontano, huevo con machaca, después de esto dirígete al centro de la ciudad. Al ser sábado tienes la ventaja que el tráfico será ligero por lo que trasladarte de cualquier punto de la ciudad podrá hacerse sin mucho problema.

Catedral Metropolitana de Monterrey y Barrio Antiguo

En comparación con otras catedrales del país, la Catedral Metropolitana de Monterrey conserva un estilo simple y nada ostentoso. La catedral se encuentra pegada al reconocido Barrio Antiguo, el cuál fue, y quizás sigue siendo, el corazón de la ciudad.

El Barrio Antiguo es la zona mas representativa de la ciudad y repleto de historia, desafortunadamente por diversas cuestiones (económicas, seguridad, tendencias, etc.) ha sido abandonado como atractivo de la ciudad pero continuamente se sigue intentando revitalizar para rescatar su legado.

Esta zona data desde la propia fundación de Monterrey sin embargo sus edificios actuales son un poco más modernos, siglo XVIII y al caminar por sus calles podrás apreciar la mezcla de arquitectura de los años del virreinato, algunas influencias francesas e incluso la época porfiriana.

Las opiniones de visitar esta zona son algo mixtas, incluso por sus habitantes, todos concuerdan que hace unos años era el lugar al cuál salir de fiesta, al día de hoy muchas personas opinarían lo contrario. Independientemente de las opiniones, caminar un poco por sus calles es bastante interesante y te permitirá apreciar los inicios de la ciudad.

Museo de Arte Contemporáneo

Enseguida de la catedral encontrarás el Museo de Arte Contemporáneo (MARCO), un edificio el cuál no podrá pasar desapercibido debido a la enorme escultura de una paloma que decora la entrada.

Este lugar el cuál debes de visitar varias veces ya que lo verdaderamente interesante del MARCO son sus exposiciones temporales.

Si viajas varias veces durante el año y te preguntas qué puedes hacer en Monterrey, además de lo que ya conoces, te sugeriría que visitarás el MARCO, probablemente tengan una exposición nueva que te mantendrá entretenido durante horas.

En mi vista tuve la oportunidad de presenciar la exposición de Tomas Saraceno de ciento sesenta y tres mil años luz. No estaba permitido tomar fotografías pero te sugiero que veas las disponibles en Google, hasta el día de hoy ha sido una de mis exposiciones favoritas de todos los museos que he visitado alrededor del mundo.

Museo de Historia Mexicana y Museo del Noreste

Saliendo de MARCO podrás recorrer la famosa Macroplaza, la quinta plaza pública más grande del mundo, al finalizar la plaza encontrarás el Museo de Historia Mexicana y el Museo del Noreste.

Son museos independientes pero la entrada te da acceso a los dos. Ambos cuentan con instalaciones modernas y exposiciones bien presentadas; como su nombre lo indica el Museo de Historia Mexicana recorre los eventos más importantes de la historia del país desde sus culturas prehispánicas hasta después de la Revolución Mexicana.

Entre las exposiciones diferentes e interesantes de este museo con respecto a otros museos de historia, es su exposición de las castas durante la colonia. Es una sala con diferentes cuadros de la época virreinal dónde detallaba las dieciséis diferentes castas sociales que había en México, algunos con nombres tan curiosos como «lobo peludo» o «brinca pa’ atrás», este último es la mezcla de un chino con india, pero que el nombre no te confunda pues un chino es la mezcla de un morisco con española.

Saliendo del Museo de Historia Mexicana cruzarás un puente para acceder al Museo del Noreste el cuál cumple una excelente función explicando la invasión de Estados Unidos a México, la separación de Texas y el papel de los estados fronterizos en todo este conflicto.

Paseo Santa Lucia

Después de los museos tienes 2 opciones, caminar unos 40 minutos o tomar un pequeño bote para recorrer el Paseo Santa Lucia.

Ambas opciones son interesantes aunque personalmente te recomiendo caminar para tener la opción de tomar fotografías, lo cuál quizás querrás hacer ya que este recorrido es bastante pintoresco.

El paseo Santa Lucia es el río artificial más largo de Latinoamérica (2.4 kms) y si comienzas en la Macro Plaza terminarás en el siguiente punto del itinerario, Parque Fundidora.

Parque Fundidora

El Parque Fundidora es un parque público creado como un museo de arqueología industrial, lo que alguna vez fue una zona industrial ha sido transformado en un espacio recreativo con áreas verdes.

Puedes caminar todos los alrededores o rentar bicicletas, sin embargo la zona más importante y representativa del Parque Fundidora es su antiguo horno de fundición el cuál contrasta y resalta perfectamente con el entorno.

Horno3

El atractivo principal de tus actividades en Monterrey es este, el famoso Horno3.

Aquí encontrarás actividades para todos los gustos. Puedes simplemente subir a la cima del horno para tener unas vistas privilegiadas de la ciudad pero si te sientes aventurero puedes recorrer todo el complejo con sus tirolesas y puentes colgantes.

Dentro del museo Horno3 encontrarás varias exposiciones que te llevarán a través de la historia de la fundición del acero y su industria, la exposición más llamativa de todas es el Show del horno 3 dónde a través de vídeo y efectos especiales hacen una representación de lo que sería el horno en completo funcionamiento.

Cerro del Obispado

Para finalizar tu recorrido del día puedes dirigirte al Cerro del Obispado. Aquí encontrarás una de las reliquias arquitectónicas de la ciudad, el Palacio del Obispado, lo que antiguamente fue una casa de reposo y oración para el obispo.

Al día de hoy este lugar es un centro cívico con la segunda bandera más grande de México, pero lo que hace a este lugar tan llamativo son sus vistas panorámicas de toda la ciudad y montañas que la rodean.

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-2

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-24

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-25

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-3

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-6

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-9

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-11

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-12

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-15

que-hacer-un-fin-de-semana-en-monterrey-16