Qué hacer en Bariloche en verano durante 5 días

A los pies de la Cordillera de los Andes y dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi se encuentra la ciudad de San Carlos de Bariloche.

Este punto elegido en el mapa por turistas de todo el mundo, es ideal para conocer en cualquier época del año.

En invierno es especialmente visitado por los amantes del esquí y snowboard. Por su parte, el verano es elegido por quienes buscan el calorcito y disfrutar sus lagos al pie de la montaña.

Como el tiempo en las vacaciones nunca alcanza, armé un itinerario con los principales puntos turísticos para que puedas organizar qué hacer en Bariloche en verano durante 5 días.

Te invito a conocer las principales actividades y atractivos turísticos que ofrece la capital del turismo aventura y del chocolate.

.

Qué hacer en Bariloche en verano – Día 1

Circuito Chico

El circuito chico es un clásico de la ciudad y uno de los paseos que más recomendaría si me preguntasen qué hacer en Bariloche en verano.

Es un recorrido de aproximadamente 65 km, atravesando parte del Parque Nacional Nahuel Huapi y Parque Municipal Llao Llao.

Se conocen los principales atractivos turísticos más próximos al centro de la ciudad. Recorre varias playas y lugares al aire libre, ideales para disfrutar las tardes de verano.

Comenzando en el centro de la ciudad y bordeando el Lago Nahuel Huapi encontrarás:

Playa Bonita, Bahía Serena, Lago Escondido, Cerro Campanario, Península San Pedro, Hotel Llao Llao, Puerto Pañuelo, Villa Tacul, Bahía López, Punto Panorámico, Laguna El Trebol, entre otros.

Formas de recorrer el circuito chico:

  • Excursión con guía turística. Se contratan en el centro de Bariloche. Son paseos de 3 o 4 horas. Se recorre en camioneta u ómnibus chicos.
    La ventaja de la excursión es que conocerás en detalle la historia de cada lugar. La desventaja es que deberás adaptarte a los tiempos del grupo.

  • Por cuenta propia. Si decides hacerlo por tu cuenta quizá no te enteres los detalles más íntimos de cada lugar pero disfrutarás el tiempo que quieras en cada punto. Es probable que te lleve todo el día.
    Pide un mapa en la oficina turística del centro de la ciudad para ubicar los principales puntos turísticos.

Si tienes varios días para conocer Bariloche, puedes hacer la excursión el primer día y después volver por tu cuenta a los lugares que más te gustaron.

Cerro Campanario

El Cerro Campanario tiene una de las mejores vistas panorámicas de Bariloche. Se encuentra al comienzo del Circuito Chico y se puede visitar el mismo día que éste paseo.

Se puede llegar a la base del Cerro Campanario en auto o en transporte público.

Una vez aquí las opciones son subir caminando o en aerosilla. Cualquiera de las dos es una muy linda experiencia.

Personalmente recomendaría hacerlo caminando. Son unos 40 minutos aproximadamente de una caminata tranquila, todo en subida. El paisaje y trayecto hasta la cima es parte del espectáculo.

La aerosilla tiene un precio muy accesible y es aconsejable para familias con niños muy pequeños, personas mayores, cualquier persona que tenga algún problema físico o no disfrute caminar.

La cima te deleita con una vista 360° de varios de los puntos más turísticos de la ciudad de Bariloche.

Entre ellos se destacan: lago Nahuel Huapi y Perito Moreno, península San Pedro, Hotel Llao Llao, Isla Victoria, cerro Catedral, Otto, López, Goye y Bellavista, laguna el Trebol, Colonia Suiza, entre otros.

Podés apreciar el paisaje desde los balcones (naturales o construidos por el hombre). Hay carteles que te indican los puntos turísticos de interés.

Comer o tomar algo dentro de la confitería puede incluirse como actividad dentro del paseo. Encontrarás productos regionales de calidad y los precios son bastante accesibles.

Si tienes tiempo y te gustaría conocer algún otro cerro de la ciudad de Bariloche puedes subir al cerro Catedral o el cerro Otto. El primero es el centro de esquí y snowboard más grande de Sudamérica y el segundo es especialmente conocido por su confitería giratoria con techo rojo.

.

Qué hacer en Bariloche en verano – Día 2

Colonia Suiza

Colonia Suiza es uno de los lugares más pintorescos de Bariloche. Se encuentra a sólo 25km del centro de la ciudad. Se llega por un camino de gran vegetación y una deslumbrante vista de lagos y montañas.

También hay excursiones que hacen este paseo. Sin embargo, recomiendo ir por cuenta propia. Está todo muy cerca, muy fácil de encontrar y vale la pena pasear sin estar mirando el reloj.

Los mejores días para ir son los miércoles y/o los domingos. Estos días se realiza la tradicional feria artesanal y se cocina el famoso curanto.

El curanto es una comida originariamente chilena. Fue traída al sur argentino por los primeros pobladores de Colonia Suiza y hoy es un ícono de la ciudad. Se cocina bajo tierra y sus ingredientes son varios tipos de carnes y verduras. (El curanto original se hace con mariscos y pescados, pero una vez en la Argentina se adaptó a la comida local).

La cocina del curanto es todo un ritual y el principal atractivo de Colonia Suiza. Actualmente se realiza en el mismo predio donde está la feria artesanal y mientras se cocina se degustan vinos y cervezas artesanales.

Nosotros no lo probamos porque somos vegetarianos. Pero quienes comen carne afirman que es muy rico. Hoy en día es un plato muy vendido turísticamente por lo que no es muy barato.

Otros puntos turísticos para conocer en Colonia Suiza son:

  • Casa museo los viejos colonos donde está documentada la historia de los primeros pobladores y los inicios del barrio.

  • Alguna playita sobre el Lago Perito Moreno: ideal para pasar la tarde y bañarse en sus aguas.

  • Casas de té. Son construcciones en madera y tradicionales en la zona. Ofrecen productos caseros a base de frutos típicos de la zona.

  • Capilla Colonia Suiza, una pequeña granja y el vivero Meli Hué.

  • Otros 3 puntos muy lindos que vale la pena conocer cerca de Colonia Suiza son: la laguna Negra (y su refugio), el Cerro Lopez y el refugio Jakob. Especialmente recomendados para quienes gustan hacer trekking o senderismo.

Centro cívico

Dar un paseo por el centro cívico de Bariloche es una de las visitas obligadas. Durante el verano, el mejor horario es por la tardecita que ya no hace tanto calor.

El Centro cívico es considerado Monumento Histórico Nacional desde el año 1987. Está formado por la plaza principal y una serie de edificaciones que rodean tres laterales de la plaza, dejando abierta la parte norte con una excelente vista al Lago Nahuel Huapi.

Aquí encontrarás:

  • Plaza central. Se caracteriza por su piso en piedra laja, el monumento del Gral. Julio Roca, sus bancos de madera y los perros San Bernardo que completan la foto-postal típica de Bariloche.
    A veces se realizan algunos eventos culturales como muestras de banda de música, etc.

  • Edificaciones alrededor de la plaza: Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento, el Museo de la Patagonia, la Municipalidad, el correo, la policía y la aduana.

  • Oficina de turismo. Está sobre la calle Libertad. Aquí te recomiendo pedir un mapa de la ciudad, consultar si querés hacer alguna excursión e informarte los horarios del transporte público.

  • Feria de artesanos. Un muy lindo paseo para llevar algún recuerdo artesanal de Bariloche. Se encuentra al costado del centro cívico, sobre la calle Urquiza.

  • Calle Bartolomé Mitre. Los arcos que están frente a la plaza abren paso a la calle más comercial de la ciudad. Encontrarás bares, restaurantes, confiterías, heladerías, chocolaterías, tiendas de regalos y negocios de todo tipo. Además, hay varias agencias de turismo por si te interesa hacer alguna excursión.

  • Catedral Nuestra Señora del Nahuel Huapi. A sólo 750 mts de la plaza principal se encuentra otro de los edificios más reconocidos y visitados de Bariloche. Es una construcción muy pintoresca, con forma de cruz latina, un estilo neogótico y rodeada de hermosos jardines.

.

Qué hacer en Bariloche en verano – Día 3

Trekking o senderismo hacia algún refugio

Una de las actividades que más recomiendo hacer en Bariloche en verano es trekking o senderismo hacia alguno de los refugios.

Los refugios son construcciones tipo casas que se encuentran en la montaña y están preparados para albergar a las personas que llegan hasta aquí caminando.

Algunos cuentan con todos los servicios, otras son simples construcciones donde uno puede refugiarse para pernoctar pero no tienen nada.

Por ello es importante consultar antes los servicios que presta cada refugio. Algunos cuentan con cocina, comida, agua potable, camas, etc.

Los refugios en Bariloche más conocidos son: Frey, Jakob, Otto Meiling, Lopez, Bergofh y Neumeyer.

Algunos puntos importantes a tener en cuenta:

  • Es obligatorio completar el registro de trekking antes de subir a algún refugio. Esto es por la seguridad de cada persona.
    Se puede completar en el Centro de Informes de la Intendencia del Parque Nacional o en el Club Andino Bariloche. Si prefieres, puedes completarlo online acá.
    El registro es gratuito y hay que hacerlo dentro de las 48 hs del ascenso.

  • No se recomienda subir a ningún refugio si está pronosticado mal tiempo. Por ello recomendamos consultar antes en alguna de las oficinas mencionadas.

  • Se aconseja cargar el menor peso posible. Importante llevar: calzado cómodo, abrigo, agua, alimento (al menos para el trayecto), protector solar, gorra y lentes de sol.

  • El acceso hacia ellos puede ser de dificultad fácil, media o avanzada. Estos dos últimos se sugiere ir con guía o alguna persona local que conozca muy bien el camino.

Refugio Emilio Frey

Nosotros subimos al refugio el Frey y fue una experiencia excelente. Tanto el camino para llegar como pasar la noche rodeado del sonido de la naturaleza.

Cómo llegar al refugio el Frey

Hay 3 formas de llegar al refugio del Frey: el sendero tradicional, la picada Eslovena o el filo del Catedral. Recomendamos el sendero tradicional ya que es de dificultad fácil.

El refugio se encuentra a 1700 mts sobre el nivel del mar. Al pie de la aguja Frey, a orillas de la laguna Toncek. Rodeado de torres y agujas rocosas, es considerado el refugio más pintoresco de la región.

Cuenta con todos los servicios: cocina y utensillos, comedor, servicio de comida, calefacción a leña, cuartos (con colchones, frazadas y almohadas) y baños.

Te cobran para el uso de las instalaciones pero tiene un precio bastante accesible. La ventaja de pernoctar en el refugio es no es necesario cargar con mucho peso porque ahí hay casi todo lo necesario.

También se puede acampar fuera del refugio de manera gratuita. El único problema es que siempre hay mucho viento. Por eso, para quien quiera acampar tiene que ir con una buena carpa de alta montaña.

Nosotros fuimos con una carpa de 4 estaciones y tuvimos que dormir en el refugio porque no se aguantaba el viento.
Recomendaría llevar el menor peso posible y hacer noche en el refugio. En plena temporada de verano hay que reservar lugar. Podés hacerlo acá. 

.

Qué hacer en Bariloche en verano – Día 4