Guía para recorrer la Ruta de los Cenotes

En Quintana Roo, uno de los atractivos más populares entre locales y viajeros, además de las paradisíacas playas, es nadar en las cristalinas aguas de un cenote. Estos cuerpos de agua creo que son de los lugares más hermosos y mágicos en los que puedes estar. Ya sea en un cenote a cielo abierto, en medio de sus imponentes profundidades, o bajo un río subterráneo admirando hermosos espectáculos de luz.

No se conoce el número exacto de cenotes que hay en el estado, sin embargo, se estima que hay más de 2,500.

Muy cerca de Puerto Morelos, existe un corredor que se extiende aproximadamente 35 km con dirección a Leona Vicario. Este corredor es mejor conocido como “La Ruta de los Cenotes”, en donde hay una gran variedad de cenotes de todo tipo: a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos.

Algunas de las actividades que se pueden realizar en la Ruta de los Cenotes son: snorkel, buceo, buceo libre, tirolesa, ciclismo, rappel, paseos a caballo, excursiones todo terreno, clavados y observación de aves, entre otras.

Los cenotes eran considerados lugares sagrados para los mayas, por lo que es muy importante que nosotros como visitantes adoptemos una postura similar y respetemos todo el entorno. Estos ecosistemas son muy frágiles, por lo que  NO se permite el uso de ningún tipo de bloqueador o bronceador, y en algunos sitios te pedirán que tomes una ducha antes de ingresar al agua.

Los cenotes suelen ser bastante rústicos, no esperes encontrar gran infraestructura en baños o restaurantes. Ve preparado con un pequeño refrigerio y bebidas, a