Una herramienta para tiempos de crisis

«Entre más oscura sea la tormenta los pequeños destellos de luz brillarán con mayor intensidad, pero nos hemos cansado de estar tanto tiempo en esta tormenta que no tenemos fuerza para siquiera levantar la mirada y observarlos.»

El mundo está cambiando de una manera muy rápida. Cambios que normalmente tomarían meses o años están sucediendo en cuestión de días o semanas. Y esto, apenas es el comienzo.

Desafortunadamente, cuando hay cambios violentos y bruscos siempre vienen acompañado de sufrimiento, incertidumbre y miedo.

Aunque soy consciente de esto, personalmente me gusta mantenerme del lado positivo de las cosas, todos estos cambios sé que van a traer cosas muy buenas para todos y cada uno de nosotros, pero no será sencillo.

Por esta razón quiero alejarme un poco de hablar de los viajes y contarte una experiencia personal que tuve en el 2019, lo que me ayudó a salir adelante y te sea de ayuda para enfrentar los meses que vienen.

El trasfondo…

El 2019 definitivamente no fue un año sencillo para mí. De hecho, preguntando con mis conocidos una gran mayoría coincidió, en base a sus experiencias personales, que fue un año horrible, por decirlo de una forma. Muchas personas pasaron por eventos que fueron física y emocionalmente desgastantes.

Por lo que, a finales del año, se me ocurrió la idea de lanzar una campaña para darle vuelta a la hoja.

El 2020 sería nuestro año; mío y de toda aquella persona que la paso mal en el 2019…

Y, ¿qué mejor manera de hacerlo que volviendo realidad el viaje de tus sueños? Quería ayudar a la mayor cantidad de personas posibles en transformar sus hábitos financieros  y viajar a cualquier destino que hayan imaginado.

Esta idea la transformé en una campaña que se llamó: #MiViaje2020

La campaña estaba enfocada 100% en brindar consejos de Finanzas Personales para todos los suscriptores de email, de forma que pudieran reestructurar sus finanzas y al final del año poder realizar un viaje.

Durante meses miles de personas recibieron cada semana correos con todos los consejos que tengo sobre cómo planear un viaje y reestructurar tus finanzas personales. 

Pero uno de los primeros correos que enviaba se trataba sobre cómo preparar tu mentalidad para esta transformación.

Creo que es imposible transformar tu vida exterior (finanzas, proyectos, viajes, apariencia y salud física, etc.,) si no estás bien en tu vida interior (pensamientos, ideas, emociones…) y lo mismo aplica en este periodo que estamos comenzando a vivir.

Estás a punto de vivir o viviendo muchos cambios, la mayoría de ellos no los elegiste (cuarentena, trabajar desde casa, miedo, perdida de trabajo, incertidumbre por el futuro, etc.) , por ello creo que ese correo que envíe en su momento a mis suscriptores, hoy puede ser de ayuda para muchas otras personas.

Simplemente te contaré un poco de mi experiencia personal y lo que hice para salir adelante. Espero que esto sea de ayuda para afrontar lo que estás viviendo y lo que está por venir.

Asunto del correo: La mentalidad CORRECTA para hacer tu viaje realidad

Es algo absurdo hablar de volver realidad nuestros sueños cuando la realidad que vivimos es tan pesada, complicada y difícil de asimilar que no nos deja avanzar. Que incluso nos cuesta levantarnos a continuar.

Por esto quiero que este correo sea algo diferente. Quiero que a través de una confesión personal pueda mostrarte una herramienta muy poderosa que te ayudará en cualquier situación o etapa de tu vida.

En uno de los primeros correos que te envíe comentaba como para mi el 2019 fue un año de muchos cambios.

Cambios que me destruyeron mental y emocionalmente.

De forma breve, los principales detonantes fueron que, primero decidí establecerme y dejar de ser nómada pero jamás me sentí aceptado en la ciudad que llamé «hogar» por casi un año y al mismo tiempo terminé una relación de 5 años.

Durante todo este periodo de cambios fui perdiendo energía e interés en muchas cosas. Mi negocio (este blog) comenzó a sufrir un poco pues no le dedicaba el tiempo necesario. Mi salud comenzó a sufrir y subí de peso.

Los días pasaban y no tenía energía, ganas o motivación de hacer nada. Había días donde literalmente pensaba: «¿Para qué salgo de la cama? Mejor continuo dormido». Otros días tan sólo eran para pasar de la cama al sillón y ver televisión.

Durante todo el 2019 probablemente no escribí una sola palabra, y la escritura siempre ha sido de una u otra forma mi terapia. No inicié ningún proyecto nuevo. Me preguntaban, –¿Qué planes tienes o que proyecto quieres hacer, tú siempre tienes proyectos?- Mi respuesta en ese entonces siempre fue la misma «no lo sé, no tengo nada en mente.»

Caí en un lugar oscuro, y lo peor es que no me daba cuenta.

En algún momento del año realicé un viaje de negocios, ni siquiera de placer o para buscar más contenido para el blog. Literalmente fue un viaje que tuve que hacer para arreglar unos temas bancarios y legales.

Durante ese viaje me di cuenta de lo mucho que había cambiado, cosas que antes me causaban felicidad durante los viajes ya no lo hacían.

En esos días comencé a ver mi pasado y pensar en mi presente. Quién fui y quién soy. Al comparar las dos imágenes no se parecían en nada.

Por un momento no supe qué hacer. Al menos sabía que algo estaba mal pero, ¿cómo comenzar a trabajar en ello?

Hice lo único que sabía hacer, que en su momento me había traído mucha paz y por azares del destino había dejado de practicar: Meditar.

Durante el 2014 estuve en un retiro de meditación en la India. Después de esto continúe meditando pero con el paso del tiempo lo dejé.

En ese momento crucial lo volví a tomar. Poco a poco y con tan sólo 10 minutos al día fui aclarando mi cabeza y emociones.

Me tomó semanas de meditación el poder recuperar un poco de energía.

Con esta energía recuperada comencé a hacer CrossFit. Ya que la mente comenzaba a sentirse mejor, necesitaba hacer algo por el cuerpo también.

Aunque la meditación y el ejercicio ayudaron hubo algo que realmente cambió todo. Algo que me ayudó a poner las cosas en perspectiva y darme cuenta de lo afortunado que soy. Que sin importar lo mal que parecen estar todo realmente soy muy, pero muy afortunado…

Comencé a ser agradecido.

Sobre la gratitud

Ya había leído y escuchado de personas que llevan diarios de agradecimiento, donde cada día anotan entre 3 y 10 cosas por las que están agradecidos, pero jamás lo había puesto en practica. De hecho nunca le presté mucha atención.

Pero si escuchas algo una vez te parece fascinante, dos veces te llama la atención, tres veces comienzas a considerarlo, pero si lo escuchas una cuarta o quinta vez entonces definitivamente tienes que probarlo.

Así fue mi experiencia. Me tomo varias veces de escuchar al respecto para ponerlo en practica.

Y vaya que me cambió todo el panorama.

El ejercicio físico te ayuda a mantener tu cuerpo saludable. La meditación es un «ejercicio» para la mente, por llamarlo de una forma, que te permite mantener tu mente en un estado saludable para afrontar cualquier situación.

Sin embargo, el agradecimiento te ayuda a poner todo en perspectiva y darte cuenta de lo afortunado que eres.
No tengo más pruebas que mi propia experiencia personal pero estas tres cosas en combinación son capaces de cambiar tu vida.

Nota:  En el correo original no había encontrado fuentes fiables sobre este tema, pero ahora al final del artículo te pongo un vídeo con más información sobre la gratitud respaldado por estudios científicos

Si quieres verlo de otra forma, normalmente las personas que pasan por un evento sumamente traumático, supongamos un accidente de vida o muerte, son las personas que serán las más agradecidas.

Cosas tan pequeñas como poder volver a saborear un café, acariciar a un perro u oler una flor pueden convertirse en experiencias extraordinarias. Simplemente por qué están agradecidas de tener una oportunidad más para hacerlo.

Y no es necesario pasar por un evento catastrófico para ser agradecido en nuestras vidas, basta con tener gratitud de las pequeñas cosas que tienes en estos momentos, puedes…

  • Ser agradecido por tener salud e incluso por tener la capacidad de estar leyendo este mensaje.
  • Ser agradecido que estas vivo, tienes una familia, amigos, hijos, esposa, esposo, mascota o cualquier ser vivo en tu vida.
  • Ser agradecido por lo que has sufrido pues te ha hecho crecer y ser lo que eres
  • Ser agradecido por lo que estás sufriendo pues el día de mañana es lo que te hará crecer.
  • Ser agradecido por todas las experiencias que viviste con las personas que ya no están en tu vida, pues te han convertido en la persona que eres hoy.
  • Ser agradecido por el dolor que te han causado pues hacen darte cuenta que detrás de un gran dolor hubo una gran felicidad.
  • Ser agradecido de los finales pues te permiten tener nuevos comienzos.
  • Ser agradecido con las personas que te han ayudado y te siguen ayudando.
  • Ser agradecido por haber vivido ciertos momentos que en ocasiones parecen tan simples pero son claves en nuestra vida.
  • Ser agradecido por los pequeños gestos de bondad que te encuentras en el día a día y muchas veces de mano de los desconocidos.
  • Ser agradecido por si has tenido la posibilidad de viajar y quieres seguir haciéndolo.
  • Ser agradecido si aún no has viajado pues podrás vivir la emoción de tu primer viaje.

La gratitud es una herramienta muy poderosa y me gustaría que comenzarás a utilizarla en tu vida pues luchar por un sueño no es fácil.

En ocasiones te encontrarás nadando contra corriente, en otras sentirás que el mundo está en tu contra y más de una vez querrás darte por vencido pues es tan difícil que incluso te preguntas si vale la pena.

Déjame decirte que cuando ese momento llega es porqué casi estas por llegar.

El aire siempre será más pesado en la cima de la montaña

Y la forma de luchar con todos estos sentimientos que te permitirán seguir adelante es a través de la gratitud.

Cómo usar la gratitud en tu vida

Para comenzar a aplicar el agradecimiento en tu vida es más sencillo de lo que piensas y de hecho no necesitas mucho, tan sólo una pluma y una libreta o cuaderno que será tu diario de gratitud (existen aplicaciones para celular, personalmente las uso).

Cada día tendrás que escribir en tu diario de gratitud al menos una cosa por la que estás agradecido ese día. Lo recomendable es que sean entre 3 y 10.

Pueden ser cosas sencillas como agradecer algo que sucedió, alguien que te ayudo, alguien con quién conviviste, algo que viviste, en incluso algo que comiste que te gustó mucho.

El objetivo de esto no es juzgar ni menos preciar el impacto de todo lo que hacemos en nuestras vidas. Si no darte cuenta de lo afortunado que eres de vivir tantas experiencias, incluso las más sencillas.

Con el tiempo, entre más llenes tu diario de gratitud, podrás mirar atrás y darte cuenta de todas las cosas que han pasado en tu vida y te han hecho sentir pleno.

Podrás justamente, poner en perspectiva todo lo que estás viviendo, te darás cuenta que las cosas malas no son tan malas y al final tienes mucho por qué vivir y ser feliz.

Espero que en estos momentos de oscuridad que estamos viviendo, el agradecimiento te permita poner todo en perspectiva y darte cuenta que:

Sin importar que tan oscuro y pesado se ponga el camino, siempre hay pequeños destellos de luz a tu alrededor que lo iluminarán. Lo importante es aferrarte a ellos.


Si quieres saber más sobre el tema…

Te recomiendo ver este vídeo, dura 10 minutos pero la investigación que hacen es muy buena.

Está en inglés pero es posible poner subtítulos en Español. Da clic en la configuración (pequeña tuerca) -> Subtítulos -> Español

¿Quieres información especifica de un país?

Revisa la sección de DESTINOS. Encontrarás información especifica de los países donde he viajado, consejos de:

  • Cuánto cuesta viajar a…

  • Qué ver, hacer y comer en…