¿Conviene viajar en tren, autobús o avión por Europa?

Antes de comenzar a leer este artículo te sugiero que leas la «Guía completa de los pases de tren para viajar por Europa». En los comparativos que hago hay varios términos y características de los pases  que serán difíciles de comprender si no has leído el artículo previamente. 

Para leer el artículo da clic aquí.

La respuesta a la pregunta: ¿Conviene viajar en tren, autobús o avión por Europa? No es una respuesta definitiva si no más bien una que dependerá de tu viaje y preferencias.

Es fácil comentar cosas cómo: “Es más barato viajar en autobús”, “el avión es más rápido” o “el tren es más conveniente” cuándo realmente no se tiene un panorama completo de la situación.

Este artículo no pretende darte una respuesta absoluta sobre si conviene usar el tren, autobús o el avión para viajar por Europa pero intentaré poner todas las cartas sobre la mesa y así puedas tomar una decisión más acertada sobre qué es lo que te conviene.

El texto estará dividido en dos secciones principales, la primera será una especie de análisis cualitativo y la segunda, cuantitativo. En palabras de simples mortales, la primera parte se enfocará en los pros y contras de viajar en tren, avión o autobús por Europa y la segunda parte será sobre el tema del dinero y cuánto realmente cuesta cada opción.

¿Entendido? Bien, comencemos.

Conviene viajar en tren, autobús o avión en Europa – Pros y Contras

Antes de si quiera comenzar a planear el tipo de transporte que vas a usar es necesario determinar los lugares que piensas visitar. Este punto es clave pues definirá en gran medida el transporte que te conviene.

Por ejemplo, si quieres viajar por Europa dos semanas y recorrer diferentes ciudades que se encuentran muy alejadas la una de la otra entonces sin duda alguna lo mejor para ti será el avión.

En cambio, si sabes qué ciudades o lugares piensas recorrer y tienes más tiempo para viajar, entre uno y dos meses, entonces quizás lo que te convenga es el autobús.

Pero si no tienes idea de que lugares visitar o piensas recorrer pequeños pueblos alejados de las principales capitales europeas entonces para ti será el tren, ya que te permite tener flexibilidad.

¿Comprendes porqué no hay una respuesta absoluta sobre si es mejor viajar en tren, autobús o avión por Europa?

Pros y contras de viajar en tren por Europa

Pros de viajar en tren por Europa

  • Llega a cualquier punto de Europa. Si tienes planes de recorrer pequeños pueblos en medio de las montañas o en medio de la nada, lo más probable es que la única forma de llegar sea el tren. Europa fue construida por y para usar trenes y pequeños pueblos que no tienen acceso a autobuses mucho menos aviones.
  • Puntualidad. En algún lado leí (olvidé dónde pero basado en mi experiencia puedo decir que es verdad) que los trenes tienen una puntualidad del 90% en promedio, mientras que los aviones es tan sólo de un 68% a 78%. En todos los viajes que he hecho puedo recordar varias veces que un avión se ha retrasado o cancelado pero la única vez que recuerdo de un tren retrasado fue en India. Europa se enorgullece de su sistema ferroviario y la puntualidad del mismo, lo que me lleva al siguiente punto.
  • Sencillez de reemplazo. Si perdiste o te han cancelado un vuelo has tenido que pasar por el tedio de tener que cambiarlo o que te asignen a uno nuevo. En los trenes esto no sucede, si pierdes un tren o se cancela, encontrar y que te asignen uno nuevo es muy sencillo y lo más probable es que sea casi de inmediato, sobre todo en destinos principales en dónde sale uno cada hora.
  • Para dormir puedes tener una cama. ¿Has intentando dormir en un autobús? Incluso aquellos con “más espacio” para recostarte la verdad es que son pequeños e incómodos. Los trenes con camas son amplios y cómodos. En mi caso mido más de 1.9 metros y cada centímetro adicional de espacio para dormir o sentarme es vital.
  • No tienes que preocuparte del tráfico de las ciudades. Las estaciones de trenes por lo general se encuentran en el centro de las ciudades, si consigues un hotel cerca tan sólo tendrás que caminar una o dos cuadras para subirte a tu tren. Olvídate de planear el trayecto hasta el aeropuerto o estación de autobuses.
  • Las vistas de los trenes son espectaculares. Al menos en Europa, la mayoría de las vistas que tendrás por la ventana del tren son asombrosas. Las carreteras no siempre corren con esta suerte y los aviones, a menos de que te toque ventanilla tendrás suerte de ver algo interesante.
  • Comida. En los trenes puedes llevar toda la comida quieras y tener una mesa decente para comer. Cuándo he viajado en pareja en tren una persona pone la comida en una mesa y la otra persona pone el iPad para ver una película. Bastante conveniente.
  • Puedes caminar. Si te cansas de estar sentado puedes pararte a estirar las piernas, caminar todo el tren o tan sólo pararte a mirar por las ventanas entre los vagones sin necesidad de estorbar o impedirle la visión a la persona sentada junto a ti.

Si quieres leer más puedes leer el artículo que escribí al respecto dando clic aquí: Ventajas de viajar en tren por Europa

Contras de viajar en tren por Europa

  • Equipaje pesado. Si eres de las personas que en definitiva no puede empacar ligero entonces tendrás que tener cuidado con los trenes. Trasladarte en tren es una maravilla pero no es del todo amigable con los pasajeros que traen mucho equipaje pues literalmente tú tendrás que hacerte cargo de él. En el tren hay compartimientos especiales para colocar las maletas grandes pero una vez más, eres tú quien sube y baja esas maletas del tren, a diferencia del avión que vas al mostrador, la registras y listo. Es peor cuándo tienes poco tiempo para cambiar de trenes, he conocido varias historias de viajeros que han perdido el tren o la maleta en estos cambios. 
  • Socialmente incómodo. Si no eres una persona sumamente sociable entonces el tren puede ser todo un reto para ti al tratar de evitar miradas incómodas. En la mayoría de las ocasiones los pasajeros están sentados uno frente al otro lo que hace que esas miradas incómodas sean inevitables, lo mejor para evitar estas situaciones es dormirte, leer o ver por la ventana.
  • La comida es cara y mala. Si tienes la mala suerte de no haber empacado suficiente comida entonces tendrás que pagar por algo de comer que probablemente sabrá mal y cueste muchísimo.

Pros y contras de viajar en avión por Europa

Pros de viajar en avión por Europa

  • Cubre grandes distancias en poco tiempo. Esta es quizás la principal ventaja de los aviones, puedes trazar una ruta por Europa teniendo en consideración destinos que se encuentran muy alejados el uno del otro y aún así poder recorrerlos sin mucha dificultad realizando los traslados por avión.
  •  Puedes llevar mucho equipaje con poco problema. Por poco problema me refiero a que tan sólo llegas al aeropuerto, haces tu check in y listo, recoges tu equipaje en el destino final a comparación de los trenes en dónde tienes que hacerte cargo de todo el manejo de tu propio equipaje. 
  • Algunas ofertas de aviones son muy buenas. Si estás monitoreando constantemente ofertas de vuelos puedes llegar a encontrar vuelos MUY pero MUY baratos que incluso agregando 3 maletas extras el precio sigue siendo una ganga.

Contras de viajar en avión por Europa

  • Los aeropuertos se encuentran lejos del centro de la ciudad. Independientemente de si usas una aerolínea de bajo costo o no, lo más probable es que el aeropuerto se encuentre en las afueras de la ciudad. Los aeropuertos principales cuentan con cierta ventaja al estar bien conectados con transporte público al centro de las ciudades pero los aeropuertos pequeños no corren con la misma suerte.
  • Los horarios no son los más convenientes. Si piensas volar usando aerolíneas de bajo costo más vale que te vayas preparando para tener vuelos a las 6 de la mañana o a las 10 de la noche. Horarios bastante inconvenientes para salir o llegar a cualquier destino.
  • Las líneas “económicas” puede que no sean tan económicas. Si sumas el precio del traslado al aeropuerto más los costos que no te das cuenta que existen hasta que estás pagando puede que las líneas de bajo costo no sean tan de bajo costo si lo comparas con otras opciones de transporte. En el caso de Ryanair aquí un resumen de sus cobros adicionales, para ver el listado completo da clic aquí:

    Pago con tarjeta de crédito 2%

    Maleta facturada hasta 15 kgs de 20 a 40 Euros dependiendo de la temporada y ruta. De 35 a 75 Euros pagando en el aeropuerto

    Maleta facturada hasta 20 kgs de 30 a 50 Euros dependiendo de la temporada y ruta. De 45 a 80 Euros pagando en el aeropuerto

    Exceso de equipaje: 10 euros por kilogramo

    Pago por más espacio en asientos 15 Euros

    Reserva de asiento 8 Euros

    Prioridad de embarque 4 Euros

    Reimpresión de la tarjeta de embarque 15 Euros

    Equipo deportivo entre 30 y 60 Euros

    Cambio de vuelo 60 Euros más la diferencia en la tarifa

Pros y contras de viajar en autobús por Europa

Pros de viajar en autobús por Europa

  • Más barato que el avión o el tren. Esta es la principal ventaja de los autobuses, en general siempre será de el medio de transporte más barato que existe.
  • Puedes comprar el boleto en el momento. Otra gran ventaja es que a diferencia de comprar boletos de avión o de tren los precios de los autobuses no varían si los compras un día o un mes antes. Esta ventaja es similar a tener el pase de trenes Eurail.
  • Hay paradas para comida, bebida e ir a un baño decente. Los autobuses en Europa realizan paradas regulares en áreas especiales de descanso dónde puedes comprar comida a un buen precio además de tener acceso a un baño decente.

Contras de viajar en autobús por Europa

  • Muy pocas rutas internacionales o para pueblos pequeños. En Europa el uso de trenes es tan extendido y común que los autobuses no están tan bien posicionados y no cuentan con rutas para destinos internacionales o pueblos pequeños.
  • Información es escasa o está en el idioma local. Por lo mismo que los turistas casi no usan autobuses para trasladarse por Europa la información que existe en internet u otros lugares es muy poca. La existente probablemente estará en el idioma del país y pocas veces traducida a ingles, mucho menos a español.
  • Las estaciones no siempre están en el centro. Las ciudades Europeas no fueron diseñadas para el uso de automóviles, mucho menos de autobuses por lo que las estaciones se encuentran un poco retirado del centro. No tan distante como los aeropuertos pero rara vez está igual de céntrico que las estaciones de trenes.
  • En ocasiones no hay baños. La mayoría de los autobuses Europeos no cuentan con baños, por ello el tema de las paradas regulares, así que si tienes una urgencia más vale avisarle al conductor que haga una parada.
  • Los tiempos de viaje son mayores. Si planeas recorrer grandes distancias entonces el autobús no es lo recomendable pues en general sus tiempos de viaje son mayores, por el simple hecho que tiene que esquivar el tráfico de las ciudades o carreteras esto ya aumenta significativamente su tiempos.