Cómo logré salir de deudas para poder viajar por el mundo

Pondré mis trapitos al sol y les relatare cómo logré salir de deudas y viajar por el mundo. No es una historia de la que me sienta orgullosa, pero me anime a contarla por dos razones:

  1. Para demostrarles a aquellos que ya tienen la soga al cuello que SI es posible salir del hoyo y cumplir sus metas.
  2. Para prevenir a todos esos que aún no tocan fondo pero que van directo por el camino de la perdición.

Entonces, ¿estás listo para escuchar mi historia? comencemos…

.

Recibí mi primera tarjeta de crédito cuando tenía 20 años. En aquel entonces la edad no me permitió comprender que los créditos son una responsabilidad y no una extensión de nuestro ingreso mensual o bolsillo.

El primer año fue de ensueño; ni el banco me daba tanto crédito ni yo gastaba más de lo que podía pagar; así que hasta aquí todo en orden. Usaba mi tarjeta para alguna salida del fin de semana, aprovechar preventas de conciertos y/o alguna compra a meses sin intereses.

Siempre pagué puntual y SIEMPRE pagué el total de la deuda mensual.

Después del segundo año, el equilibrio de mis finanzas empezó a tambalearse. Debido a que mi historial crediticio era bueno, el banco aumento mi límite de crédito a casi el triple y, como era de esperarse, los demás bancos empezaron a buscarme.

No supe decir que no, así que agregué a mi cartera 4 tarjetas bancarias y 3 departamentales. Fue justo en ese momento, cuando se abrieron las puertas del averno; o mejor dicho, las abrí.

Me sumergí en un infierno personal que solita construí y del que me costó mucho trabajo salir.

.

El principio de las deudas

Empecé usando las tarjetas mesuradamente, pero después de un tiempo perdí el control.

Ahora me doy cuenta que fue algo muy tonto, pero en su momento me sentí poderosa e invencible. Podía comprar, hacer e ir a donde quisiera, total si no había dinero, había tarjetas.

Y cómo si 7 tarjetas no fueran suficientes, le puse la cereza al pastel y pedí un préstamo de nómina para poder enganchar un auto usado, que por supuesto también compré a CRÉDITO.

Zapatos, ropa, bolsas, un montón de cosas que jamás use, borracheras, restaurantes, regalos, conciertos y hasta viajes. La situación se volvió insostenible.

Pagaba solo los mínimos de cada tarjeta y tenía que hacer un esfuerzo sobre humano para poder pagar el auto; el crédito de nómina no lo consideraba porque era algo que me descontaban automáticamente, así que prácticamente me olvidé de cuanto ganaba realmente.

Vivía estresada y preocupada; en un momento mi deuda ascendió a poco más de 250,000 pesos; para alguien que ganaba 12,000 pesos mensuales, esto era un desastre. Me quedaba sin un centavo al final de mes y encima había ocasiones en las que tenía que pedir dinero prestado (si, más) para poder pagar cuestiones básicas como gasolina.

TOQUÉ FONDO

.

Las deudas fuera de control

Había tocado fondo y no quería darme cuenta. Y en un estado completo de negación, decidí empezar a planear mi “próximo golpe:” un circuito de 20 días por Europa.

Lo recuerdo como si fuera ayer; mi mejor amiga y yo nos iríamos de viaje al viejo continente, ¡estaba feliz! En aquel entonces no tenía mucho conocimiento sobre como armar viajes por mi cuenta, así que nos dimos la vuelta por algunas agencias de viaje para revisar opciones.

Empezaba apenas un nuevo año y aún conservaba mi aguinaldo, así que con eso, las tarjetas y un poco más, serían suficiente para cubrir los gastos.

Entonces sucedió, tomé la decisión más estúpida que un ser humano endeudado puede tomar. Para poder dar el enganche del viaje, deje de pagar la mensualidad de una de mis tarjetas de crédito. Se me hizo fácil y jamás pensé en las consecuencias.

Semanas después, me disponía a retirar mi sueldo y me encontré con la desagradable sorpresa de que mi saldo era 0.00. Por un momento pensé que había un error, tal vez la empresa para la que trabajaba se había equivocado, o tal vez me habían clonado la tarjeta.

Llame al banco y lo que escuché me dejo sin habla:

“Srita. Mijares, le informo que su salario ha sido retenido por el Banco debido a que no presentó los últimos pagos a su tarjeta” – antes de yo poder decir nada, continuó – “le comunico además, que por disposición bancaria, su sueldo seguirá siendo retenido hasta que el adeudo sea liquidado en su totalidad”-.

¡Debía más de 45,000 mil pesos!

Después de colgar, hable con mi jefe, le dije que había tenido un imprevisto y necesitaba irme temprano. Salí de la oficina, subí al auto y estallé en llanto ¿Qué hiciste Miri? Me repetía una y otra vez. Fue en ese momento, en el que me di cuenta que tenía un serio problema.

Tuve que vender algunas cosas, empeñar otras y lo más doloroso, renunciar al viaje de mis sueños para poder pagar el saldo total de la tarjeta y evitar que el banco se quedará con mi sueldo cada 15 días.

Pasada la crisis, el llanto y la frustración me dije a mi misma ¡BASTA!

.

¿Cómo logré pagar mis deudas y viajar por el mundo?

Les mentiría si les dijera que fue fácil y rápido salir del problema. No señores, no existe fórmula mágica, se requiere de mucho compromiso y sobre todo de tiempo.

Tal vez suene gracioso, pero salir de las deudas es algo muy similar a superar una adicción, así de intenso y dramático. Así que aquí te van los 10 pasos para poder pagar tus deudas y viajar por el mundo:

  • PASO 1: Reconoce que tienes un problema

    Seguro leyeron esto y pensaron ¡A qué mujer tan exagerada! Queridos míos, si les cuesta llegar a fin de mes y el dinero no alcanza porque lo deben prácticamente todo, déjenme les digo que efectivamente, tienen un problema.

    Es difícil reconocerlo y sobre todo aceptarlo; la mayor parte del tiempo vamos con la bandera del “YOLO y el no me importa” hasta que como a mí, te llega el agua al cuello.

    Sean sinceros con ustedes mismos y si de verdad quieren salir de deudas, empiecen admitiendo que están en serios problemas.

  • PASO 2. Busca ayuda.

    No me refiero a buscar prestamistas matones que te solucionen el problema, o a ir corriendo a los brazos de papá y mamá. Asesórate con algún experto en finanzas, busca información al respecto, lee, pregúntale a tu banco y en última instancia acude con un especialista.

    Por cosas ajenas a las deudas, en algún momento de mi vida acudí a terapia. El tema salió a flote en una de las consultas y resultó que mi problema con las deudas, estaba ligado directamente a mis broncas emocionales de ese momento.

    No digo que todos los casos sean como el mío, pero de que hay casos extremos, los hay.

  • PASO 3. Comprométete.

    Si de verdad quieres un cambio en tus finanzas y en tu vida, necesitas tener firmeza y comprometerte, principalmente contigo, pero sin olvidar a tus acreedores. Al igual que con las adicciones, es cuestión de deudas, nadie hará por ti lo que tú no haces por ti mismo.

    Así que ayúdate, “fájate los pantalones” y hazte responsable.

  • PASO 4. ANALIZA Y CLASIFICA TUS DEUDAS.

    En una hoja de Excel o en la libreta que tengas a mano, haz una lista de todas tus deudas. ¡TODAS!

    Incluye en una columna el nombre del banco o persona a la que le debes; en la siguiente la cantidad de la deuda; después los pagos mínimos mensuales de cada una, la tasa de interés y el plazo en caso de que aplique.

    Está información te será de ayuda para realizar un análisis y ver cuál de las deudas es la más cara, cuál es la más fácil de eliminar y particularmente para tener bien claro a cuánto asciende tu deuda en total.

.

  • PASO 5. ANALIZA Y CLASIFICA TUS GASTOS.

    Aquí toca hacer lo mismo que en el punto anterior pero con los gastos. La idea de este resumen es que tengas una idea clara sobre cómo y en qué gastas tu dinero. La clasificación sería algo así:

    Gastos fijos: todos aquellos que son obligatorios; rentas, hipotecas o mensualidades de pago de vivienda, las mensualidades de tarjetas de crédito, tiendas departamentales, auto, impuestos, etc.

    Gastos por necesidades básicas o necesarios: son los gastos que son obligatorios, pero que de alguna manera puedes reducir; servicios, celular, comida, gasolina, etc.

    Otros gastos: aquí puedes incluir el resto. No se te olvide anotar todo, incluidos los refrescos, los tacos del viernes y las cervezas del fin de semana.

    IMPORTANTE: BUSCA LA MANERA DE GENERAR INGRESOS EXTRAS.

  • PASO 6. INVESTIGA LAS OPCIONES DE PAGO DE TODOS TUS ACREEDORES.

    Es la parte del proceso que más odié, pero es indispensable hacerlo.

    Pon tu mejor cara y pregunta a tus bancos que opciones te dan para liquidar la deuda. Habla con sinceridad y cuéntales tu situación. No se trata de que te perdonen la deuda (eso jamás pasará) se trata de llegar a un acuerdo que este a la medida de tus posibilidades económicas y que al mismo tiempo permita cubrir la totalidad de la deuda. A continuación varios ejemplos:

    • Algunos bancos te dan la opción de absorber las deudas de tus otras tarjetas de crédito a una tasa preferencial y a un plazo generalmente largo pero cómodo.
    • También existe la posibilidad de pedir un préstamo personal que te permita liquidar el resto de tus deudas. Las ventajas de este, al igual que el anterior, es que la tasa de interés suele ser más baja que la de una tarjeta de crédito.
    • Algunas tarjetas te permiten congelar la deuda y mandarla a plazo fijo. Es decir, le agregan un interés fijo al monto total y estipulan un plazo también fijo para pagar. Digamos que debes 10,000 pesos; lo que hará el banco es ponerle un interés a ese monto y darte un plazo para pagarlo. Puede ser 6, 12, 18, 24 meses o hasta más dependiendo del monto y del banco. Lo mejor de esta opción es que no solo se congela la deuda, también se congela la tarjeta para que no la puedas usar.
  • PASO 7. TOMA DECISIONES INTELIGENTES.

    Con toda la información a la mano, es momento de tomar decisiones y ponerte en acción. Empieza eliminando todos esos gastos hormiga y reduciendo al máximo todos los gastos de necesidades básicas (tampoco te vas a quedar sin comer o sin electricidad, pero seguro que hay formas de gastar menos).

    Una vez hecho el ajuste en los gastos, el siguiente paso es elegir la mejor opción que haya surgido de tu investigación, considerando el punto 4 y 6.

  • PASO 8. CANCELA LAS TARJETAS DE CRÉDITO QUE CONSIDERES NECESARIAS.

    Las tarjetas son un arma de doble filo cuando no las sabes utilizar; si ya eliminaste la deuda de alguna, dale carpetazo y hazte un favor: CANCELALA.

  • PASO 9. APRENDE A DECIR QUE NO.

    NO a los gastos sin sentido, NO a las deudas, NO a más créditos mientras estés en proceso de recuperación, NO a las ventas nocturnas, NO a tarjetas de crédito adicionales. Aprender a decir que no es básico para una vida financiera más sana.

  • PASO 10. ADOPTA EL HÁBITO DEL AHORRO.

    El último escalón, pero sin duda el más importante. Durante el proceso, haz el compromiso de ahorrar una cantidad cada 15 días. No importa el monto, la cuestión es que generes un nuevo hábito.

    La idea de este ejercicio es que al final de todo el proceso ya tengas instalado en tu mente el chip del ahorro.

.

Evita estos errores para salir de deudas

AHORA POR FAVOR, EVITA COMETER LOS SIGUIENTES ERRORES..

  • NUNCA dejes de pagar las mensualidades de tus créditos.

    Aparte de que los intereses se elevan enormemente, puede traerte consecuencias legales. Y ni se diga del acoso más intenso que vas a recibir en tu vida. Además, como leíste anteriormente, en algunos casos corres el riesgo de que el banco retenga tu sueldo.

  • Pagar solo el mínimo.

    En apariencia el banco se conforma con esto, pero no es verdad. Pagar solo el mínimo de las tarjetas genera una cantidad exorbitante de intereses y se vuelve el cuento de nunca acabar. Si no puedes pagar el total del adeudo mensual, por lo menos paga el doble del mínimo requerido.

  • Ojo con las tarjetas departamentales

    ¡Parecen tan indefensas! pero son las peores. A pesar de la restricción de solo poder usarlas en algunos establecimientos, (lo cual es bueno en cierta medida) suelen tener las tasas de interés más altas.

    Para que se den una idea, una de mis tarjetas tenía el 82% de tasa de interés. ¿Se imaginan que pasaría si dejo de pagarla?

  • Cuidado con los prestamistas y derivados

    ¡Ni se les ocurra! Nunca lo hice pero conozco casos de gente que se metió en problemas graves y puso en riesgo su integridad física por andar confiando en personas o empresas de dudosa reputación.

  • En caso de solicitar un préstamo para pagar otro, no cometan el error de seguir endeudándose.

    Insistir con los créditos solo creara un efecto bola de nieve que terminará por aplastarlos.

.

Conclusión para salir de deudas

EN CONCRETO: Cómo le hice para salir de deudas y viajar por el mundo

  • Seguí todos los pasos anteriores.
  • De acuerdo a mi nivel de deuda y a mis posibilidades económicas pedí un préstamo personal que me permitiera pagar las deudas de las tarjetas de crédito. Plazo: 3 años.
  • El crédito del auto lo seguí pagando de manera normal hasta que finalizo. Plazo: 3 años
  • Conforme las deudas desaparecían, las tarjetas de crédito también desaparecieron.
  • Con los aguinaldos, pague las tarjetas de las tiendas departamentales. Plazo: 1 año
  • Ahorraba todo lo que podía. A veces eran 50, a veces 100, a veces 20, pero SIEMPRE ahorraba.

Casi al finalizar mi último año de deudas, empezó a surgir la idea de irnos de viaje por un tiempo largo, lo que termino convirtiéndose en el proyecto de nuestra vida.

Fue en ese momento cuando empezó el camino del ahorro, que puedes leer toda la historia aquí:

30 Consejos sobre cómo ahorrar dinero para viajar

Les dije que no había fórmulas mágicas; salir de las deudas no es tarea fácil ni se logra de la noche a la mañana. El camino suele ser largo y doloroso. Duele en el bolsillo y duele en la impotencia de no poder sacar adelante otros proyectos por falta de liquidez.

No soy nadie especial, soy una mexicana promedio, que alguna vez tuvo un sueldo promedio y que logró recuperarse de una crisis financiera personal muy dura.

Sé lo que es llegar a fin de quincena y no tener ni para pagar la luz; se lo que cuestan los servicios, la gasolina, la comida. Sé lo que es tener que usar una tarjeta de crédito para pagar un médico particular, porque los servicios del Estado no funcionan…

Lo único diferente entre tú y yo (tú, el que te sientes ahogado por las deudas) es la DETERMINACIÓN Y LAS GANAS DE CUMPLIR TUS SUEÑOS.

Y aunque suene súper trillado mis estimados lectores, permítanme decirles que ¡Si se puede!

Autor

Miri y PedroCreadores del blog Mi anhelo es viajar
Yo, la parte femenina y creativa de Mi anhelo es viajar, lo convencí a él de dejar la normalidad y la rutina, para viajar lento y con más ganas que presupuesto. Yo soy Miri y él es Pedro, pareja orgullosamente mexicana, made in la ciudad de las montañas. Nuestro anhelo es viajar, ¿y el tuyo?

Puedes leer más de ellos en Mi anhelo es viajar

¿Quieres escribir para Mi Viaje por el Mundo? Da clic aquí para conocer los detalles

Aprende más sobre Finanzas Personales para Viajeros

Únete al Área de Miembros de Finanzas Personales para Viajeros, descarga tu copia del libro y comienza a transformar tus finanzas personales para viajar al destino que siempre has soñado.

A través de guías, herramientas, vídeos aprenderás:

  • Sin importar el destino, aprende cómo hacer un presupuesto de viaje y determinar cuánto dinero necesitas ahorrar
  • Aprender cómo administrar y disminuir tus gastos para lograr tu meta de ahorro.

  • Diferentes formas de aumentar tu ingreso para ayudarte a conseguir tu meta más rápido.

  • Cómo administrar el dinero una vez que estás viajando

  • Mucha más información relacionada con las finanzas y los viajes.

da clic aquí y convierte en realidad tu sueño de viajar por el mundo

¿Quieres información especifica de un país?

Revisa la sección de DESTINOS. Encontrarás información especifica de los países donde he viajado, consejos de:

  • Cuánto cuesta viajar a…

  • Qué ver, hacer y comer en…

  • Dónde hospedarse en…

  • Itinerario y ruta

  • Consejos para viajar barato

  • Cómo transportarse en….

Ir a Destinos

¿Quieres saber cómo planear tu viaje?

Revisa la sección de PLANEA TU VIAJE. Encontrarás información especifica para comenzar a armar tu viaje, consejos de:

  • Ideas e inspiración para viajar

  • Equipo y ropa de viaje

  • Ahorrar dinero para viajar 

  • Tips de hospedaje y transporte

  • Seguridad y Enfermedades

  • Cómo ganar dinero viajando

IR A PLANEA TU VIAJE
2017-07-04T14:27:15+00:00

2 Comments

  1. Darleen octubre 4, 2017 at 11:33 am - Reply

    Me encanto!!!, no conocia tu blog y di con el x casualidades de la vida curioseando sobre Vietnam, creo que tienen una nueva fan

Leave A Comment