Guía completa de cómo ir y cuánto cuesta viajar a Machu Picchu

Cuando viajar se convierte en tu profesión te encontrarás con altas y bajas. Entre las altas es tener la posibilidad de viajar a cualquier destino que lo desees pues es tu trabajo pero algunas de las bajas es que después de varios años de visitar lugares diferentes comienza a volverse una rutina y perder el encanto.

Justo esto me había pasado antes de viajar a Machu Picchu.

Había visto cientos de cosas increíbles alrededor del mundo, monumentos espectaculares, ciudades milenarias, paisajes naturales que parecen de otro mundo, etc., y cuándo se presentó la oportunidad de ir a Machu Picchu acepté pero mis expectativas eran muy bajas.

“Después de todo lo que he visto y vivido creo que será difícil que me sorprenda”, pensaba. Qué equivocado estaba.