Algunas de las grandes preguntas que todo mundo me hicieron durante las semanas antes de salir de viaje y que estuve contando acerca de mi plan de viajar por el mundo son: ¿Qué vas a hacer cuando regreses? ¿Qué vas a hacer con tu trabajo? Es mucho tiempo para dejar de trabajar, ¿Estás seguro?.

Y la respuesta es la misma: No lo sé

Esta respuesta no significa que no tenga un plan o una idea de que es lo que voy a hacer, pero en definitiva algo más especifico es que, no lo sé.

He examinado todas mis posibles opciones y he sacado algunas conclusiones.

Vida Profesional Vs Trabajo.

Cuando empecé a generar la idea de irme a viajar por el mundo lo primero que tuve que pensar era lo más obvio, el trabajo. Para poder pensarlo mejor lo que tenía que hacer era separar en dos todo lo que involucraba mi trabajo.

Lo primero era mi vida profesional. Hacerme alguna de las siguientes preguntas: hacer lo que estoy haciendo, ¿me gusta? Y ¿podría seguir haciéndolo el resto de mi vida?

La primera pregunta creo que fue la más difícil de responder en el sentido de: si me gusta mucho, me gusta el equipo, admiro y respeto a mis jefes e inclusive los considero algo más personal que simplemente jefes, pero hay algo ahí que no me llena por completo y que hace que ese “Si” se vuelva un poco indeciso.

Creo que me gusta mi trabajo pero lo que éste conlleva es lo que no me gusta. Tener que estar encerrado en una oficina,  cumplir con horarios aunque no haya trabajo por hacer, acatar ordenes independientemente de si considero que son las adecuadas, tener que asistir a reuniones interminables una y otra vez dónde no se llega a una conclusión, quieres actuar pero no puedes por que tienes que ser “políticamente correcto” y todos esos pequeños por menores de la vida de un empleado son los que no me gustan.

¿Podría seguir haciéndolo el resto de mi vida? La verdad es que no. He aprendido y logrado muchas cosas pero llega un punto donde dices, esto no es mi vida, esto no es lo que quiero de mí y de mi vida profesional.

Al final mi trabajo es eso, un trabajo y nada más, pero no es la vida profesional que busco.

Cuando llegué a este entendimiento me fue más fácil tomar a decisión de dejarlo.

En caso de que mis respuestas hubieran sido lo contrario y hubiera dicho: “Si me gusta, es lo que quiero para mi futuro y es donde quiero crecer”, entonces hubiera explorado otras opciones como el de un año sabático o algo similar.

Pero aquí es donde todo se vuelve más complicado, si eso no es lo que quiero, entonces ¿qué quiero?

Siempre todo había sido muy claro: obtén una maestría, luego un buen trabajo y quédate ahí el resto de tu vida hasta jubilarte.

Ahora no lo es. Ahora es una realidad más cercana y tangible que se traduce en una simple pregunta: ¿De qué voy a vivir?

Volvemos a la respuesta del inicio: No lo sé, pero no me preocupa.

Si miro hacía atrás me doy cuenta que todo lo que he logrado ha sido a través de mi propio esfuerzo y habilidades. Éstas mismas son las que me harán ir hacía adelante, por eso sé que quizás el dejar algo tan seguro como un trabajo y una paga quincenal bastante decente no es una locura del todo.

En los negocios como en la vida a veces hay que dar saltos de fe y confiar en ti mismo.

El tomar este tipo de riesgos son los que hace que uno realmente aprenda y sobretodo aprenda a poner en perspectiva lo que realmente importa y lo que no.

Se que no estoy tomando un salto de fe completamente a ciegas, al final siempre puedo regresar a dónde estaba. Quizás no a la misma empresa, mismo puesto,  mismo equipo, pero siempre habrá alguien que me conozca, qué sepa lo que he hecho y que este dispuesto a darme un empleo, si es que llego a necesitarlo.

Una de mis frases favoritas es que: “Somos una posibilidad de ser”, y al final es lo que realmente somos. Nosotros decidimos que tanto riesgo queremos tomar y cómo moldear nuestra carrera profesional.

Si el trabajo que actualmente tengo me gusta pero no me llena, ¿por qué debería seguir haciéndolo?

Y si tu pregunta va más hacía futuro en el sentido de, “Si es fácil decir eso ahora que eres joven y sin responsabilidades, pero ¿qué pasa cuando tienes una familia que mantener y necesitas estabilidad?”

Entonces redefine lo que es para ti estabilidad. El tener una casa, un coche y muchas comodidades, las cuales sólo incrementan tu estilo de vida y todas dependen de un empleo, en el cual tu no controlas las decisiones de tus superiores, ¿eso es para ti estabilidad?

Al contrario, para mi eso es la mayor inestabilidad que existe ya que en cualquier momento puede desaparecer.

La estabilidad de una familia está en los valores y el tiempo que estés dispuesto a pasar con tus hijos para desarrollarlos y enseñarles de que se trata la vida, no en la capacidad que tienes de darles un nuevo celular o videojuego.

La estabilidad no proviene de un empleo ni un trabajo, la estabilidad proviene de ti mismo en todos los sentidos. Una carrera profesional exitosa es la que te haga feliz y te llene, no importa en que etapa de tu vida te encuentres.

He conocido personas que tienen más dinero del que se pueden gastar en su vida y su familia, la cual considerarías “estable”, no puede siquiera estar juntos una cena sin empezar a pelear.

Como padre o madre siempre encontrarás la forma de darle un techo, comida y protección a tus hijos, pero la estabilidad que tanto presumes o crees que existe no proviene del dinero, proviene de ti.

Se qué suena fácil decirlo, pero yo se que no lo es, algunos como yo decidimos dar ese salto de fe acompañado de un gran viaje, otros tan sólo necesitan dar ese salto de fe en su propia ciudad.

Eres tú y tus habilidades las que permitirán amortiguar la caída de ese salto, los miedos de dar un paso en falso no es un miedo determinado por saber qué hay más adelante, si no está determinado por el no saber si serás capaz de manejarlo.

Tu capacidad determinará si quieres hacer un viaje por el mundo por un tiempo y regresar a tu trabajo o si quieres cambiar de profesión totalmente.

Por eso cuando me preguntan, ¿Qué haré con mi trabajo? La respuesta siempre es la misma, “No lo sé, pero sé que decida lo que decida hacer, lo lograré por que confío en mis habilidades”

Click edit button to change this code.

Si te gustó el artículo quizás deberías leer estos también...