Es importante recordar que el comprar una casa la mayoría de unas veces es una decisión EMOCIONAL, y como tal quizás no sea del todo racional, lo que yo estoy a punto de explicarte son los argumentos racionales de cuando es bueno o no tomar esta decisión. Si estás emocionalmente convencido de que quieres comprar una casa, entonces no continues leyendo.

Este artículo lo escribí porqué cuando estaba considerando irme de viaje también me tentó la opción de comprarme un departamento, pero al final opte por algo que anhelaba y sabía que me iba a traer más felicidad: Viajar.

Así que este es mi análisis y comparación para descubrir si es mejor rentar o comprar casa, al final entenderás mi perspectiva de porqué no es buena idea comprarla.

Antes de comenzar con el artículo me gustaría platicarte un poco sobre mi experiencia profesional, de esta forma te darás cuenta que todo lo que digo tiene sentido y un fundamento.

Soy Licenciado en Administración Financiera, es decir, estudié casi 5 años como se mueve el dinero, como hacerlo crecer y como se puede perder.

La mayor parte, si no es que toda, mi experiencia laboral y profesional se ha basado en evaluar financieramente proyectos. Yo les decía a las personas y empresas si el proyecto que quería empezar era redituable, en otras palabras, si van a ganar o perder dinero y el riesgo financiero que existía detrás de esa decisión.

Así que como financiero la mayoría de las decisiones las tomo basado en una debida evaluación financiera, incluyendo el porqué no deberías estudiar un Maestría (otro tema controversial que no tocaré en este artículo pero puedes leerlo aquí: Por qué NO es buena idea estudiar una maestría y mejor viajar

Ya aclarado lo anterior es momento de explicarte 3 conceptos que te ayudarán a entender el porqué NO es bueno comprar una casa.

  1. El dinero si no lo inviertes pierde valor. El primer tema que se estudia como financiero es el valor del dinero en el tiempo, es decir, el dinero pierde su valor si no se invierte y ¿por qué te digo esto? Uno de los comentarios que más escucho es “si no compro una casa entonces ¿qué hago con mi dinero en el banco? Ahí no sirve para nada” Exactamente, ahí no sirve para nada. Pero para eso lo vas a invertir. Hay instrumentos de inversión sencillos o complicados, dependiendo de tu nivel de conocimiento. Puedes abrir una cuenta de fondos de inversión y ponerlo ahí, te será mucho más rentable que tenerlo parado en el banco.
  2. Rentar es tirar dinero a la basura. Este es quizás el argumento que más me dicen cuando alguien va a comprar una casa, pero ¿Qué acaso pagarle intereses al banco no lo es? Entre pagarle dinero a otra persona por usar casa y pagarle dinero a un banco, prefiero pagarle a una persona.
  3. Hay que tener algo seguro. ¿Seguro? ¿De qué? Las generaciones de nuestros abuelos y algunos papás vienen de una época de guerra, inestabilidad financiera, grandes depresiones económicas y otros temas que realmente le hacían la vida a uno bastante difícil y lo único que podían considerar seguro o suyo era una casa. Los tiempos han cambiado y radicalmente, quizás ya lo hayas notado.Entonces la casa no es sinónimo de seguridad de nada. Los bienes raíces también pueden perder valor (¿Recuerdas a crisis reciente del 2008?), son difíciles de vender en tiempos de crisis o emergencias y llevan consigo impuestos y gastos que no consideramos hasta que los tenemos.¿Tienes miedo de no tener algo en caso de una eventualidad? Para eso existen SEGUROS de todo tipo, para accidentes, enfermedad, muerte, educación de tus hijos, etc.¿Te preocupa llegar a la vejez y no tener algo? En lo personal yo preferiría tener ahorrado en un fondo de inversión que me de rendimientos durante mi vejez para pagar mi asilo de ancianos, enfermera y geriatra, que tener una casa, la cual probablemente ya me queda grande pues no uso todas las habitaciones y  no puedo siquiera pagar sus servicios e impuestos, peor aún, cuando me muera va a ser un conflicto para mis hijos.

Las casas te dan falsas seguridades ya que te crees dueño de un pedazo de tierra y un montón de ladrillos, pero es sólo esto, tierra y ladrillos. Lo único que te dará seguridad son tus habilidades y conocimientos de saber como administrar correctamente el dinero, ya sea en tu presente o en tu vejez; estas habilidades son lo único que te puede asegurar un futuro adecuado para ti y tus hijos.

Ahora bien, si aún no te convenzo de por que no comprar una casa vamos a hacer un poco de números, quizás esto ayude. Te advierto que puede ponerse un poco técnico y numérico pero prometo que lo intentaré poner con palitos y piedritas.

La mayoría de mis amigos que se están casando lo siguiente que hacen es comprarse una casa, así que tomaré un caso hipotético, imaginemos que eres joven, tienes 30 años de edad, tienes un buen trabajo, unos ahorros considerables en tu cuenta bancaria, una linda esposa que también trabaja y no tienen pensado tener hijos. Suena ideal ¿no?

En esa situación todos pensarían que es el momento de comprarse una casa, pues tienen unos ahorros guardados, lo suficientes como para dar el enganche inicial de su próximo nido de amor, pero como no tienen todo el dinero tendrán que sacar un crédito con el banco.

Imaginemos que vives en la Ciudad de México, en donde los departamentos son exorbitantemente caros y tu nuevo nido de amor, aunque austero y pequeño, te va a costar $1,500,000 pesos.

Como te acabas de casar hace 2 años y la boda y la luna de miel no fueron baratas, tu y tu esposa con mucho esfuerzo y dedicación han logrado ahorrar $400,000 pesos. Vaya que si son ahorradores.

No te alcanza el dinero y tendrás que sacar el crédito, pero las tasas han bajado y como tienes un muy buen amigo trabajando en un banco conseguiste una tasa del 8.5% anual a 10 años. Nada mal.

No todo es tan bonito como lo pintan, descubres que esos 400 mil que tenías ahorrados no irán todos al enganche pues de entrada tienes que pagar unos gastos adicionales como lo son el Avaluó, Escrituración y Notario.

Como eso te lo cobran dependiendo del valor de tu departamento nuevo, te va a costar el 7.6% del 1,500,000, es decir tus 400mil se han transformado en $286,000 únicamente. Ouch, pero querías comprarte un departamento grande.

Sin meternos en mucho detalle detrás de las matemáticas, digamos que en el Excel de mi computadora existe una formula que se llama “Pago”, esta formulita me va a decir de cuanto va a ser tu pago mensual de la hipoteca durante los próximos años.

Vas a tener que pagar $15,051 pesos de hipoteca cada mes por los siguientes 10 años, pero tu asesor hipotecario te dijo que no te preocuparas por que normalmente los inmuebles suben de valor, un 3.5% en promedio cada año por lo que tu nuevo departamento que ahora vale $1,500,000 en un futuro valdrá más, $2,115,898 para ser exactos.

Pero ¿qué sucedería si no compras el departamento y mejor lo inviertes para otra cosa?

Asumamos que en lugar de gastarse esos 400,000 pesos que tanto les costó ahorrar lo pusieran en un fondo de inversión. Como tu y tu esposa son bastante inteligentes y ahorradores, quizás ya no van a pagar una hipoteca de 15,000 pesos, pero como tus suegros no te quieren viviendo en su casa entonces tienen que pagar una renta de donde vivir.

Así que deciden buscar un departamento en una zona bonita, que se ajuste a sus necesidades y lo rentan por 10,000 pesos, eso quiere decir que les quedan $5,051 pesos (Hipoteca – Renta = Ahorro) que pueden ahorrar mes con mes.

Como tu y tu esposa no saben nada del mundo de las inversiones deciden irse a lo seguro, un fondo de inversión de renta fija, es decir, sin riesgo. Un fondo de este estilo a 10 años les estaría dando el 6% anual de intereses aproximadamente.

Una vez más voy a mi Excel y hago los números.

Si abren un fondo de inversión con 400,000 pesos y cada mes le depositan 5,051 pesos, en 10 años van a tener ahorrado: $1,555,513 pesos

Pero esto no es todo, cualquier asesor financiero que hable con ustedes, si se dice llamar a si mismo un buen Asesor Financiero, les explicará que una inversión a tan largo plazo es posible ponerle un poco o mucho riesgo, es decir, invertir en acciones y otros instrumentos sin estar preocupados por las caídas de mercado, pues al largo plazo el dinero siempre crece.

Como les agrada la idea están considerando en invertir en un fondo que sigue al IPC, ¿ahora recuerdas las noticias cuando escuchaban “El IPC subió 10 puntos”?, pues ahora vas a poner atención ya que es tu dinero.

Entonces, si tomo los datos del IPC del 1 de Septiembre del 2004 al 1 de Septiembre del 2014 este índice tuvo un rendimiento del 340%, es decir, si hubieran invertido 1 peso hace 10 años, hoy tendrían 340 pesos. Si anualizo esa tasa, es decir, la convierto en un rendimiento anual para poder compararla contra el que obtendría con cualquier otro fondo de inversión, eso sería un 16% ANUAL, mucho mejor que el 6% de antes.

Bien dice el dicho: ni tanto que queme al santo pero ni tanto que no lo alumbre, o en lenguaje financiero: rendimientos pasados no aseguran rendimientos futuros. Asumamos que deciden elegir un fondo de inversión algo más conservador y no tan arriesgado como el IPC, pero que aún conserva un poco de inversión en acciones, encuentran uno que les gusta y que ha dado los últimos años un 12% anual.

Volvemos a abrir Excel y hacer un nuevo calculo para ver cuanto sería su ahorro con este nuevo fondo de inversión al final de esos 10 años, el resultado es: $2,484,080

Y ahora ¿qué haces con todos estos números? Sencillo, comparar.

Al final de 10 años tendrás 2 opciones, una casa con un valor de $2,115,898 o un ahorro de $2,484,080. Como financiero es más que obvio cual es mejor inversión.

Pero no todo es tan fácil como parece por que estarás pensando. “Si eso se ve muy bien pero cada año con mi aguinaldo pienso hacer aportaciones a capital para terminar de pagarlo más rápido o para reducir mis mensualidades”. Estas mismas aportaciones a capital que harías en tu hipoteca, quiero asumir que son las mismas que harías a tu fondo de inversión si no estuvieras pagando tu casa , por eso no las considere.

Lo mismo sucede con los incrementos de la renta, al final del día también te van a incrementar tu sueldo, o eso quiero suponer, por lo que tu ahorro durante esos 10 años se mantendrá igual.

Y si crees que todo acaba aquí, déjame decirte que no.

Probablemente si vas a comprar un departamento nuevo también quieras comprar muebles nuevos, o tu esposa te dirá ¿cómo es que quieres llevarte ese viejo sillón manchado a la casa nueva? Tenemos que comprar muebles que vayan de acuerdo a nuestro nuevo estilo de vida. Así que también considera ese dinero.

Los gastos nunca se acaban ya que cada año tendrás que pagar impuestos, desperfectos, mantenimiento del edificio y muchos otros detalles que van saliendo, a comparación de uno en renta en donde si algo sale mal tan sólo llamas al casero y que él se haga cargo, o tienes la ventaja de que si te aburres del vecindario o la renta es muy cara, vas y buscas un lugar nuevo donde vivir.

Entonces, ¿nunca conviene comprar una casa? Si, cuando tengas suficiente dinero como para pagar el valor total de esta casa en efectivo, consigas una tasa de interés mucho más baja o el monto del enganche sea mucho más alto de forma que lo que pagues de intereses sea menor a lo que pagarías de renta. En estas situaciones quizás, sólo quizás, sea buena idea comprar una casa.

Financieramente no siempre es bueno comprar una casa, a mi parecer cada vez más personas están cometiendo este error por desconocimiento o por el hecho de que se dejan llevar por ideas falsas y emociones de “tener algo propio”.

La mayoría de las veces no estás comprando una casa, estas comprando la satisfacción de poder decir y presumir a tus amigos: “Soy dueño de una casa”, lo cual se asocia con un estatus social y un nivel económico alto. Esto es muy común entre los jóvenes que están al final de sus 20s e inicio de los 30s, he inclusive he escuchado comentarios de algunos que dicen: “¿cómo van a saber que estoy teniendo éxito si no me compro mi casa?”

A mi parecer ninguna de esas ideas hace sentido, la única que realmente siempre tuvo sentido para mi es el vivir el mayor número de experiencias que pueda, al final del día eso es lo que recordaré y que realmente me hará feliz, no un montón de ladrillos en un pedazo de tierra.

No necesitas demostrarle a nadie que eres exitoso, no necesitas una casa para tener una seguridad, tan sólo necesitas tener confianza en ti mismo, saber que esta vida es temporal y lo único que podemos hacer para disfrutarla es tener experiencias, no comprando cosas. Más que el análisis financiero que te hice previamente, este es la verdadera razón de por que no es bueno comprar una casa y mejor irte a viajar.

Nota: Todas las cifras aquí usadas son ejemplificativas pero se acercan mucho a la realidad que he consultado con amigos que compraron departamentos recientemente. Es importante también considerar que hay muchas otras variables para hacer un análisis adecuado pero con éstas es más que suficiente para tener un panorama claro de la situación.

 

Si quieres hacer los números por tu cuenta, aquí están las formulas que use en Excel para que las repliques:

Enganche Inicial

=1,500,000 X 7.6% = $114,000; =400,000-114,000=286,000

Hipoteca

=Pago(8.5%/12,120,(1500000-286000),0)

Valor Futuro de tu Departamento

=VF(3.5%,10,0,-1500000)

Valor Futuro de tu ahorro al 6%

=VF(6%/12,120,5051,400000)

Valor Futuro de tu ahorro al 12%

=VF(12%/12,120,5051,400000)