Paseo en elefante en Tailandia: Rompiendo espíritus

Desde que era pequeño los circos eran mi fascinación, cada vez que el circo iba a mi ciudad era una visita obligada, adoraba ver los tigres saltar por en medio de aros de fuego, los leones abrir las mandíbulas y permitir que el domador pusiera su cabeza dentro, las jirafas y cebras cabalgando alrededor de la pista y sobre todo a los elefantes hacer malabares y trucos, eran mis favoritos.

Recuerdo una vez hace como 20 años o más que el circo Chino fue por primera vez a mi ciudad, mi mamá me quería llevar y yo no quería, pensaba: “un circo sin animales no es circo”, de todas formas fui y lo disfruté como nunca; después de esa experiencia creo que nunca volví a ir a un circo con animales.

De pequeño no comprendía el trasfondo que hay detrás de los circos, inclusive a pesar de que algunos zoológicos hacen una labor excepcional rescatando animales que no podrían sobrevivir por su cuenta en libertad, los evito a toda costa, me deprimen.

Cuando empecé a viajar por Asia muchos de mis lectores me preguntaron: “¿Vas a hacer un paseo en elefante? Es una experiencia única, debes de hacerlo”

Es algo sumamente tentador pero cada parte de mi ser me decía: no lo hagas, está mal. Desconocía las implicaciones que hay detrás de un paseo en elefante pero sabía que estaba mal, ningún animales al cual se le tenga que entrenar para hacer trucos debería ser un atractivo, ya que para hacer esto posible se tiene que romper su espíritu.

Seré sincero, me declaro totalmente inexperto e incompetente para omitir una opinión profesional con respecto al uso de elefantes como atractivos turísticos pero desde mi visita al santuario de elefantes que es el: Elephant Nature Park, te contaré un poco al respecto.

paseo de elefante en tailandia

Los elefantes han sido parte fundamental de la cultura tailandesa, los puedes apreciar en todos lados, templos, pinturas, decoraciones, etc., es el animal sagrado de Tailandia, el animal que ayudó a construir el Reino.

Construcción, agricultura, tala de árboles y atractivos turísticos son unos de los muchos trabajos para los que se emplean elefantes.

Estos magníficos animales han trabajado de la mano con los humanos desde hace siglos, de hecho su cuidador y entrenador (mahout) crea una relación tan estrecha que dura para toda la vida. Lamentablemente para que los elefantes convivan y acaten las ordenes se les tiene que domesticar y el adiestramiento “tradicional” de un elefante no es nada agradable.

paseo de elefante en tailandia

Romper el espíritu del elefante, lo llaman en las pequeñas aldeas donde los crían y entrenan.

A los elefantes bebes se les separa de la madre y se les introduce dentro de pequeñas jaulas durante días. Se les golpea repetidas veces, priva de sueño, deja sin alimento y bebida hasta que el animal se vuelve dócil.

Aquí tienes un vídeo de lo que esto involucra (Es bastante gráfico así que si eres de corazón sensible no te lo recomiendo)

Después de estos días de tortura el entrenamiento continua por el resto de su vida. Los elefantes de trabajo son obligados a trabajar durante jornadas extenuantes, se les proporciona poco alimento (considerando que un elefante tiene que comer el 10% de su peso al día, es eso entre 200 y 250 kgs de comida) e inclusive se les droga para que sean capaces de sobrellevar el dolor y continuar trabajando.

Algunos de los elefantes que son usados para la industria turística no corren con más suerte, pues son obligados a trabajar mientras llevan en su lomo a los turistas que quieren vivir esta experiencia. En caso de desobedecer se les golpea con un palo que tiene un pico en la punta en su parte más sensible, las orejas.

Una vez que el elefante es incapaz de seguir trabajando, ya sea por alguna herida o vejez se les abandona a su suerte.

paseo de elefante en tailandia

Por fortuna existen algunas instituciones como el Elephant Nature Park que hace una labor increíble al rescatar estos animales que serían incapaces de sobrevivir por si solos, se les cuida, da alimento, atención médica y se les deja disfrutar de la libertad que jamás se les debió de haber arrebatado.

Esa es la razón por la que decidí visitar este lugar y no hacer un paseo en elefante en Tailandia.


IMG_4259_Fotor


Lamentablemente siempre lo he dicho, las cosas nunca son totalmente negras o blanco, ya que como turista responsable, ¿qué puedes hacer? ¿Dejar de montar elefantes?

Ojalá la respuesta fuera tan simple como un si pero no lo es.

Primero hay que considerar una situación política, los elefantes domésticos en Tailandia y otros países son considerados como ganado por lo que las leyes de protección de animales no los consideran.

Al día de hoy son miles de elefantes que son empleados para diferentes actividades y hay poco que se pueda hacer en sentido político.

paseo de elefante en tailandia

Por otro lado si todos los turistas que visitan Tailandia o algún país con estas actividades dejarán de montar los elefantes, estos dejarían de ser una fuente de dinero para sus dueños y mantenerlos sería imposible (Comprar 200 kg de comida al día no es barato) por lo que una vez más, se les dejaría abandonados imposibilitados de sobrevivir en libertad por cuenta propia.

En estos escenarios quedan pocas posibilidades para estos animales, pero aún hay esperanza.

Lo primero es que si deseas convivir con elefantes, inclusive montándolos, lo hagas de manera ética, busca empresas u organizaciones que realicen el entrenamiento con métodos no agresivos, dónde el animal se gana la confianza de su entrenador poco a poco sin incurrir en violencia o maltrato animal.

Este entrenamiento no agresivo es más lento pero es igual de efectivo.

Otra forma en la que puedes apoyar es visitando lugares como el Elephant Nature Park, en donde se dedican a apoyar a los animales que por diferentes cuestiones terminaron en estas condiciones y sobre todo compartiendo tus experiencias, entre más personas sean conscientes de la realidad de las cosas más sencillo será generar cambios.

Cuando viajes siempre piensa en el impacto de tus acciones. Montar un elefante o tomarte fotos con tigres puede ser atractivo e interesante para tu viaje y para presumir a tus amigos en casa, pero hay muchas cosas detrás de estos lugares, cada acción que haces tiene una repercusión y a veces mucho más grande de lo que piensas.

No contribuyas ni seas parte de los lugares en donde se fomenten actividades que involucre el adiestramiento o alteración del estado natural de los animales. Cada vez que vayas a visitar o realizar una actividad con animales piensa ¿están en su estado natural? ¿Es parte de su naturaleza comportarse de esa forma?

Viaja, convive con el entorno, admira la belleza de los animales pero jamás contribuya a romper su espíritu.

“Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales. Mahatma Gandhi”

Da clic aquí para leer el artículo del blog La Vida Nómade y conocer un poco más sobre la realidad de pasear en elefantes y otra recomendación de otro santuario que puedes visitar. 

Más fotos de elefantes:

paseo de elefante en tailandia

paseo de elefante en tailandia

paseo de elefante en tailandia

2017-06-28T20:25:32+00:00

7 Comments

  1. Carolina Julio 18, 2017 at 10:28 pm - Reply

    no inventes, que padre tu artículo, de verdad no sabes como me abriste los ojos, realmente creía que los elefantes eran animales “dociles” que montarlos no implicaba un entrenamiento, (era para mí como un sueño montar uno), pero despues de esto ni de gratis 😅

    • Alejandro Julio 23, 2017 at 3:36 pm - Reply

      Hola Carolina,

      Me alegra que te hayan servido para entender lo que implica montar elefantes o cualquiera actividad que involucre animales.

      Saludos y mucha suerte en tu viaje por Tailandia

  2. Blanca Gladys Ramírez Villafañe Julio 11, 2016 at 4:11 pm - Reply

    Me encanta que compartas tus experiencias. Me gustaría visitar Tailandia, por la belleza espiritual de sus habitantes, Aunque no estoy de acuerdo con la barbarie que utilizan con los elefantes. Cualquier maltrato animal fuere el que sea es censurable. Pero mira cuál es tu nacionalidad?

    Dios te bendiga. Blancag.

  3. juan Mayo 16, 2016 at 12:54 pm - Reply

    Realmente me has cautivado con esta experiencia, definitivamente adiestrar animales salvajes es robarles su espíritu salvaje, y esto va para toda la fauna silvestre el mundo, muy bonito tu comentario.

  4. […] Paseos en elefantes: Para la foto exótica que quedará como recuerdo en nuestro currículum viajero, una cría fue separada de su madre y sufrió un durísimo entrenamiento cuyo objetivo fue literalmente “romperle el alma”. Esta práctica suavizada bajo el nombre de  domesticación, se realiza encerrándolos durante semanas en jaulas para que aprendan a ser sumisos, y es dada a base de golpes, privación de comida y agua y aislamiento. La esperanza de vida de los elefantes en cautiverio contrasta con la de aquellos que gozan de vivir en estado salvaje y que establecen fuertes vínculos entre ellos que duran toda la vida. Debido a los entornos en los que viven en cautiverio pueden sufrir artritis y otras dolencias. Es por ello que Alejandro de Mi Viaje por El Mundo prefirió en vez de paseos, visitar una reserva. […]

Leave A Comment