Una de las formas más comunes para extender un viaje es enseñando inglés en el extranjero. He conocido cientos de personas que decidieron salir a conocer el mundo y con tan sólo aprobar el curso para ser profesor de inglés (Certificación TEFL) , juntar un poco de dinero, emprendieron viaje y lograron conseguir trabajo en Corea del Sur, Tailandia, Vietnam, Rumania, Japón o China.

Algunos llevan años viajando de esta forma.

Personalmente no tengo experiencia en el tema así que decidí hacer una serie de entrevistas de amigos y conocidos que si lo han hecho. Este es el primer artículo sobre cómo enseñar inglés en el extranjero, 2 amigas bloggers de viaje te contarán su experiencia como profesoras de inglés en China.

Una de ellas es Mexicana y otra Argentina. La entrevista intenta mostrarte que no se necesita ser de un país de habla inglesa para ser profesor de inglés en otro país, tan sólo determinación de querer hacerlo.

Entrevista: “Cómo enseñar inglés en el extranjero” con Guada del blog Hasta pronto Catalina.

Puedes presentarte por favor

Mi nombre es Guada Araoz. Solía trabajar como economista en el mercado financiero. Desde hace tres años, me dedico a escribir, hacer videos y viajar por el mundo. Primero fue a dedo, en transporte público y, desde comienzos de 2015, en moto.

Mi proyecto es viajar en moto y en solitario por todos los países mientras lo cuento en directo en mi página y mis redes sociales incluido Youtube. No hablo sobre motores ni sobre cosas técnicas; cuento sobre las culturas en las que me sumerjo, las vivencias del viaje y brindo la información que creo que puede resultarle útil a los lectores.

clases de ingles en el extranjero

Puedes contar brevemente sobre las clases de inglés que impartías

En China surgió la posibilidad de dar clases de conversación avanzada de inglés. Dos horas, tres días a la semana, me dedicaba a conversar en inglés con veinte alumnos de diferentes edades y regiones del país. Quince minutos antes me daban una hoja con la temática a tratar y con preguntas que debería hacerles a los estudiantes. En general las preguntas eran aburridas, las hacíamos rápido y luego les permitía entablar un debate abierto sobre diferentes culturas y costumbres.

¿Qué te motivo a enseñar inglés en el extranjero?

Las ganas de aprender y de compartir. Creo que ambas cosas, en conjunto con la paciencia y la capacidad de juego, son fundamentales.

¿Cómo fue tu experiencia enseñando inglés?

Mi experiencia fue positiva. Aprendí mucho sobre la cultura china, sobre la mía y sobre mí misma. Aprendí que hay distintas formas de ver la realidad y que la mía no es mejor que las demás. El respeto cuando uno está en un país extranjero es primordial.

¿Durante cuánto tiempo impartiste clases de inglés? ¿Fue difícil conseguir el trabajo como profesor de inglés?

Di clases de inglés durante dos semanas. El intercambio lo encontré buscando un anfitrión a través de Couchsurfing pero hay muchas páginas como WorkAway que son muy útiles.
Siempre hay que tener en cuenta si te dejan o no suficiente tiempo libre para recorrer, si estás viajando. También evaluar si el trato es justo porque la idea es poder contar con una experiencia nueva ayudando a otros sin que eso signifique ser explotado ni que la bolsa de trabajo local se vea afectada.

¿Qué te hizo decidir enseñar inglés en China? ¿Buscarías dar clases en otro país?

El intercambio cultural. Me brindó la posibilidad de preguntar sobre la cultura China libremente en un país donde es difícil encontrar locales que hablen inglés. La cercanía con la gente y la confianza que generamos hicieron que aprendiera un montón sobre sus valores y sus costumbres.

Adicionalmente aprendí a resolver problemas y elaborar respuestas que nunca había pensado en pocos segundos. Definitivamente buscaría dar clases de inglés en otro país.

¿Qué clase de remuneración obtenías por enseñar inglés?

Las clases eran de dos horas, tres veces a la semana. A cambio me daban dos comidas todos los días, recomendaciones sobre la zona y alojamiento en una habitación individual.

¿Te pidieron algún tipo de certificación, curso para enseñar inglés o comprobante de tu nivel?

Solamente me entrevistaron por mensaje de texto para ver si mi pronunciación y nivel eran aceptables.

¿Qué consejo le darías a otro que le gustaría hacer lo mismo?

Que rinda el TOEFL o alguna certificación internacional para dar clases de inglés (TEFL) ya que en muchos casos te lo piden y que comience a investigar y buscar en redes como WorkAway o en bolsas de trabajos locales.

Algún consejo adicional para motivar a otros a viajar, intentar cosas nuevas o algo que te hubiera gustado saber antes de comenzar a viajar.

Me hubiera gustado saber que viajar te cambia y que tendrás que volver a encontrar un lugar que te siente bien en la vida de tus amigos y familiares cuando vuelvas.

Que todo lo que tienes en la cabeza para no hacer lo que sea que quieras son excusas por miedo, pero que al miedo hay que darle su lugar y ese es el de la prevención, no el de frenarte.

Que viajar es increíble pero también duro, por eso está bien si quieres parar a veces o viajar lento.

Que la felicidad es una elección, una forma de ver la vida. En definitiva vos decidís. Tu vida, tus sueños y tu felicidad dependen solamente de vos.

Y que mientras más feliz seas y te dediques a aquello que amas, más tendrás para retribuirle al mundo y a tus seres queridos.

enseñar ingles en el extranjero 2

Entrevista: Cómo enseñar inglés en el extranjero a Raquel del blog Viajemos Lejos

Puedes presentarte por favor

Mi nombre es Raquel. Abogada de profesión y viajera por vocación. Disfruto inmensamente el conocer, entender y aprender de otros lugares y formas de vida, y me gusta empujar a mas gente a que se anime a hacer lo mismo. Lo que dio origen a Viajemos Lejos.

El gusto por moverme de un lugar a otro comenzó en 2009, cuando surgió la oportunidad de irme un semestre a Europa, y la tomé.

Al llegar a España no tenía un plan definido, mas allá de conocer un mundo distinto al que había conocido los últimos 19 años, y después de turistear por Barcelona un par de semanas, seguí el consejo de alguien de mi familia de buscar trabajo en Francia como Fille Au Pair (una modalidad de niñera muy común en países europeos), con lo que pude empezar a estudiar francés, y gracias a la flexibilidad de la familia con quien vivía, aproveché para hacer viajes cortos y conocer otros países del viejo continente. Y me enamoré del mundo.

Un par de años después, viendo en YouTube el video promocional de los juegos olímpicos de Beijing – que no recuerdo porque llegué a él – me invadió la inquietud por conocer China, sin mucha explicación, y empecé a buscar boletos de avión. Hice un presupuesto aproximado para viajar a China, vendí mi carro, puse pausa a la universidad e hice maletas.

Al llegar a Beijing todo era un caos. Los coches atravesaban las calles sin importar mucho el color del semáforo – ni los peatones – y recuerdo que me llamó la atención ver a tanta gente usando mascarillas blancas o de cualquier diseño extravagante, que hasta luego entendí su función.

Cuando me recogieron para ir a la que sería mi escuela de mandarín pasamos por “El cubo de agua” – el enorme recinto acuático construido para las olimpiadas – que alberga tanto la piscina donde Michael Phelps ganó sus múltiples medallas, como un parque acuático bajo techo. Yo creo que la chica con la que iba notó mi cara de felicidad mientras miraba por la ventana asimilando lo que veía, porque me dijo con una gran sonrisa “Welcome to China!”.

certificacion para Enseñar ingles en el extranjero

¿Qué te motivo a enseñar inglés en el extranjero? Y ¿Qué te hizo decidir dar las clases de inglés en China?

La idea era pasar un tiempo en China, conocer más del país y su forma de vida y tratar de entender aunque fuera un poco su idioma. Me inscribí en la Beijing language and culture university en el distrito de Haidian y unos días después los cursos empezaron.

Pronto me di cuenta que en China se valora mucho la enseñanza del inglés – y más la impartida por extranjeros – así que después de investigar un poco sobre como enseñar inglés con otras personas que se dedicaban a eso a tiempo parcial o completo, me puse a buscar ofertas de trabajo en portales como The Beijinger y algunas agencias locales de las que me pasaron el dato.

La vida en China era emocionante y diferente, pero al vivir en una zona de universidades internacionales es fácil caer en el error de convivir solo con extranjeros y perderte la oportunidad de conocer a esa gente que se supone fuiste a conocer desde un principio. Así que la idea de poder combinar las clases de mandarín, la vida con los nuevos amigos de todo el mundo y tener la experiencia de trabajar como profesor de inglés y convivir en un ambiente en que tu seas el único extranjero, hacía el balance perfecto. Además del gran reto que representaba el ser la “teacher” de alguien, y hacerlo bien. Que me di cuenta es más difícil de lo que esperaba.

Puedes contar brevemente sobre las clases de inglés que impartías

Las ofertas de trabajo para enseñar inglés en el extranjero abundan. De verdad. En ciudades grandes como Beijing, Shanghái y Guangzhou se encuentran ofertas para varios tipos de perfiles. El que habla el inglés como lengua materna, el que no pero que tiene excelente dominio, el que está certificado para dar clases, el que tiene acento americano, el que habla inglés británico, el que puede impartir inglés técnico o de negocios, el que es bueno con los niños, y así siguen las categorías.

En lugares menos poblados o menos conocidos también hay ofertas de trabajo para profesores de inglés y suelen ser mejor pagadas que en las grandes metrópolis, a costa de un ritmo de vida mas tranquilo, pero con la oportunidad de vivir en comunidades mas tradicionales y ciudades no tan influenciadas por la vida de occidente, que permiten conocer una China distinta.

Yo opté primero por dar clases de inglés en una escuela privada con niños de 4-6 años y grupos pequeños, pero para ser sincera me volvían loca, así que lo cambié por trabajar en escuelas públicas con grupos más grandes de unos 35 niños por salón y edades de 7-10 años. Y funcionó excelente.

Las clases duraban 40 minutos y normalmente impartía 2 o 3 en un día. Casi siempre tenía el apoyo de una asistente china, normalmente una estudiante o recién egresada como profesora de inglés que hacía sus prácticas de esa forma.

Me auxiliaba cuando los alumnos y yo teníamos barreras de idiomas y cuando el alboroto propio de una clase llena de niños de 8 años se salía de control.

Leíamos, poníamos canciones, multimedia (todos los salones tenían un pizarrón que se deslizaba y se convertía en pantalla, muy cool) y hacíamos dinámicas para aprender jugando, que usualmente me pasaba el fin de semana previo practicando y buscando tips de enseñanza de inglés.

Estar al frente de la clase puede ser intimidante al principio, pero cuando haces las cosas bien y los niños te sonríen, disfrutan y aprenden de ti, es muy gratificante.

¿Cómo fue tu experiencia enseñando inglés?

La experiencia me dejo un muy buen sabor de boca. Conocí un poquito del sistema educativo de China, el día a día en una escuela primaria y las situaciones curiosas como cuando suena la alarma y todos los alumnos empiezan a hacerse auto-masaje en la cabeza para relajarse al compás de una voz chillante que sale de la bocina.

Conocí los bebederos de agua caliente y la buena costumbre que tienen los niños de llenar su termo con té (no pude evitar compararlo con las primarias en México donde estamos mal acostumbrados a darles bebidas azucaradas y frituras a los niños desde pequeños).

También me ayudó para practicar el mandarín. A veces es difícil seguirle el ritmo a las conversaciones de los adultos cuando estás aprendiendo un nuevo idioma, pero cuando ambas personas están aprendiendo uno del otro, es fácil tener empatía y explicar las cosas con calma.

Aprendí que ser profesor no es tarea fácil e involucra más actividades de las que pensaba, pero sobretodo, me divertí mucho y me alegro de haber aprovechado una de las muchas oportunidades que ese país brinda.

enseñar ingles en el extranjero raquel

¿Durante cuánto tiempo impartiste clases de inglés? ¿Fue difícil conseguir el trabajo como profesor de inglés?

Impartí clases de inglés por 5 meses en total, incluyendo los primeros trabajos de prueba con niños pequeñitos y algunos de “one on one” como tutora, hasta que encontré el sistema de las primarias por medio de un conocido y una agencia de colocación.

La verdad que con un buen nivel de inglés, disponibilidad y la actitud correcta no es difícil conseguir trabajo. A veces lo más difícil es conseguir uno que no quedé al otro lado de la ciudad.

¿Buscarías enseñar inglés en otro país?

Viajando he aprendido que podemos toparnos con un montón de posibilidades y oportunidades de hacer cosas que normalmente no haríamos en nuestro país de origen, así que como regla general, no lo descartaría. Todo depende del momento.

¿Qué clase de remuneración obtenías por enseñar inglés?

En mi caso particular, como era maestra a tiempo parcial solo percibía la remuneración por las horas clase, que eran 180 Yuanes por clase de 40 minutos (unos 400 pesos mexicanos), lo que significa que por 3 clases/2 horas ganaba alrededor de 1200 pesos. Excelente opción para estudiantes o para quien busca una forma de vivir y sostenerse en el extranjero sin vaciar la cuenta de ahorros.

Hay trabajos que pagan mucho más y ofrecen contratos anuales o por mas tiempo con visa de trabajo, además de cubrir el costo de vuelos para visitar tu país una vez al año, renta, etcétera. Los beneficios varían según las exigencias del empleo.

En mi caso era un empleo temporal a tiempo parcial mientras lo combinaba con estudios, pero mucha gente prefiere quedarse temporadas más largas o indefinidamente ya sea para ahorrar, para vivir la experiencia, o porque simplemente el modo y la calidad de vida que pueden tener en China es superior a la que tendrían en su país. Cada persona es una historia.

¿Te pidieron algún tipo de certificación, curso para enseñar inglés o comprobante de tu nivel?

Para el proceso de contratación normalmente te hacen una o varias entrevistas previas, vía telefónica y en persona, para conocer tu nivel de inglés y sobretodo la fluidez al hablar, y te piden preparar una clase de demostración de unos 15 minutos para ver como te desenvuelves.

Para empleos más exigentes, como tutorías que abarquen un inglés avanzado, de negocios o en universidades es común que pidan que estés certificado. El TEFL (Teach English as a Foreign Language) y TESOL (Teach English to Speakers of Other Languages) son los mas comunes.

¿Qué consejo le darías a otro que le gustaría hacer lo mismo?

En general, para este y muchos otros trabajos: aprende inglés, y apréndelo bien. Nos guste o no es el idioma universal y el idioma que más usarás cuando viajes. El dominarlo te puede abrir muchas puertas y el no dominarlo tal vez no te las cierre, pero tendrás menos oportunidades.

En concreto, para enseñar inglés en China:

Trata de aprender al menos lo básico del mandarín, y sigue aprendiendo mientras trabajas. No seas el clásico maestro que tiene 5 años viviendo en China y aun pide todo con gestos y las mismas 10 palabras mal pronunciadas que aprendió a su llegada. Sácale provecho a tu tiempo en el país.

No te límites ni te cohíbas por la falta de experiencia dando clases de ingles. Simplemente prepárate y aprende a desarrollar una nueva faceta de ti. Todos tenemos habilidades, lo que nos falta a veces es explorarlas y explotarlas.

El que busca encuentra. No te desesperes porque no encuentras el trabajo que quieres al instante. Prueba opciones diferentes hasta que consigas algo con lo que te sientas cómodo y agota recursos. Internet, conocidos, foros, clasificados, redes sociales.. nunca sabes de donde vendrá la pista que te lleve a lo que buscas.

Si antes de tu llegada a China u otro país ya sabes de que quieres trabajar, sea por profesión o convicción, adelántate y prepara el terreno. Busca hacer contactos por redes sociales o portales de empleo para que cuando llegues ya sepas por donde empezar, o incluso ya tengas entrevistas programadas.

Si lo tuyo no es precisamente enseñar, aquí tienes otras ideas para trabajar en el extranjero.

Algún consejo adicional para motivar a otros a viajar, intentar cosas nuevas o algo que te hubiera gustado saber antes de comenzar a viajar.

El mejor consejo que podría darle a alguien que está indeciso sobre viajar o no, tomar el intercambio o no, semestre sabático o no, es que dejen de pensar tanto y lo hagan.

Siempre habrá algún pretexto para decir que no, pero cuando ya tenemos la idea dando vueltas en la cabeza constantemente es porque realmente deseamos hacerlo, solo que nos da miedo o no sabemos como hacerlo o por donde empezar a planear.

Al igual que muchas cosas en la vida, el primer paso es lo más difícil. De verdad. Es cuando nos sentimos congelados dando medio paso para adelante y medio para atrás. Pero si no nos atrevemos a hacer las cosas en su momento, en lugar de recuerdos increíbles vamos a terminar guardando remordimientos y “hubieras”.

Imagina que estás en una plataforma para saltar del bungee. Cuando recién estás arriba sintiéndote pequeñito es horrible y por un momento piensas “¿Qué carajo estoy haciendo aquí?” pero una vez que des el brinco, vas a sentir la adrenalina, vas a gritar de emoción, te vas a reír, y cuando toques el piso te van a dar ganas de hacerlo de nuevo.

Ahora imagina que estás en la plataforma y dices: “mejor otro día”. Y te bajas.

Así es viajar. Es emoción tras emoción, risa tras risa, y a veces miedo, por supuesto, pero es parte de todo. Tener miedo es parte de la experiencia de viajar, de hacer cosas nuevas y de poner tus capacidades a prueba. Y la experiencia VALE LA PENA. El truco está en dar el brinco.

Obtén tu certificado TEFL

Promoción para lectores Mi Viaje por el Mundo

Con el blog intento ayudarte a conocer las diferentes formas de cómo puedes hacer tu sueño realidad y conocer el mundo.

Si quieres enseñar inglés en el extranjero una gran ventaja es obtener tu certificado TEFL, lo puedes obtener tomando un curso en línea con la página MyTEFL.

Usando el código: VIAJE35

Obtendrás un descuento del 35% en el costo de tu curso TEFL de 120 horas.

Tan sólo da clic en el botón, elige el curso y aplica el código antes de pagar.

También cuentan con bolsa de trabajo para maestros de inglés en otros países.

Obtén tu certificado TEFL